Aprovechándose de la falta de segundas dosis, en las últimas semanas aumentaron los casos de estafas vinculadas con la vacuna del coronavirus a través de WhatsApp. En el día de ayer, la concejal Paola Ficca fue víctima de una estafa con esta modalidad en Azul tras recibir un mensaje desde el WhatsApp de una amiga, a quién le habían robado su cuenta del popular mensajero de Facebook.

“Le escribieron a una amiga con la excusa de la segunda dosis de vacunación y ahí le robaron el WhatsApp. Le empezaron a escribir a los contactos entre los que estaba yo. Me pidieron plata como si fuera mi amiga diciéndome que a la tarde me lo devolvía. Le transferí dinero y al rato me llegó el mensaje en un grupo diciendo que le habían clonado el Whatsapp”, reveló la concejal azuleña en diálogo con Vía Azul.

Se trata de un modus operandi que se repite: los estafadores contactan a diferentes personas con la excusa del turno de la segunda dosis de la vacuna y les piden un código que llega por SMS. Al dárselo, automáticamente la persona pierde su WhatsApp y los delincuentes acceden a sus contactos y les escriben en búsqueda de dinero haciéndose pasar por la víctima.

Entrevistado por Vía Azul, el fiscal Lucas Moyano explicó que “el objetivo del criminal es tener dominio de nuestra cuenta de WhatsApp para estafar a nuestros contactos. Lo hace aprovechando determinadas circunstancias, y siempre con un pretexto. En las últimas semanas es con la excusa de la vacuna. El criminal se hace pasar por una entidad oficial, llama a una persona diciendo que fue seleccionada para obtener la segunda dosis y para confirmarlo le pide un código que le dice que le manda por mensaje de texto. El código es un código de WhatsApp de seis números que mucha gente lo entrega por no prestar atención, porque si vos prestás atención el mensaje que recibís es de WhatsApp y no es de ninguna entidad oficial”.

“Con ese número, el criminal desde otro teléfono toma control de nuestra cuenta, puede acceder a nuestros contactos haciéndose pasar por nosotros y nos elimina la posibilidad de usar la cuenta. Otra modalidad que están usando es usar la foto de WhatsApp, mandan mensajes diciendo que cambiaron el número y ofrecen dólares a un precio más bajo. Ya registramos algunos casos así en la zona”, agrega el funcionario judicial.

“Que la gente esté atenta. Uno como amigo quiere ayudar sin dudarlo, pero hay que ser más precavido. Uno actúa de buena fe y cree que estas cosas le pasan a los mayores, pero nos puede pasar a cualquiera”, reflexionó Ficca, que decidió hacer público lo que le pasó para concientizar y que no le pase a más personas.

¿Cómo se pueden prevenir este tipo de estafas? Para el fiscal Moyano es clave activar la autenticación de dos pasos para todas las redes sociales y para WhatsApp. “Esto va a darnos otra capa de protección para que nos roben nuestros datos. Es un factor importante para garantizar la seguridad de nuestras cuentas. Y después, prestar atención a lo que nos llega y no compartir datos. Es fundamental ver cuáles son los canales oficiales de comunicación y no compartir datos con nadie. Y ante cualquier caso que te digan que hay un accidente, o que te ofrezcan dólares baratos, hablen con la persona o traten de verla en persona”, concluyó.