Un vecino de Tandil encontró un ejemplar de un zorro gris albino y tras tenerlo un tiempo lo entregó al Centro de Rescate de Fauna Silvestre de Granja Los Pibes.

“El albinismo es una condición genética, de carácter hereditario, de transmisión autosómico recesivo, que se caracteriza por pérdida parcial o total de la pigmentación (del color de la piel, cabello y ojos), debido a ausencia o disminución de la síntesis y distribución de melanina”, explicaron desde la institución que protege a los animales y los devuelve a la naturaleza.

Según explicaron desde Granja Los Pibes, las consecuencias para los animales albinos van más allá de la apariencia física o una reducción de la agudeza de algunos sentidos. En la naturaleza, un animal albino carece del camuflaje necesario para ocultarse de sus depredadores, por lo tanto, los colores claros lo hacen más visible y propenso a ataques.

Además, relataron que la esperanza de vida en libertad de animales albinos es reducida. “No es comun que se den estas anomalias geneticas en la fauna silvestre. Por eso tiene un plus de valor el cuidado de estos ejemplares”, agregaron.