Este martes, el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco, confirmó que el partido de Azul sigue en fase 2, por lo que seguirá sin haber clases presenciales en todo el distrito.

En conferencia de prensa, el funcionario provincial negó que la Provincia “discrimine” al interior y aseguró que los distritos volverán a la presencialidad escolar “si dan los números” de incidencia de contagios de coronavirus.

El funcionario explicó la metodología provincial para establecer cuándo un municipio debe estar en fase 2 y cuándo debe dejar de hacerlo, y que fija una tasa de 500 contagios en los últimos 14 días por 100 mil habitantes. “Hicimos un cálculo muy rígido”, explicó.

Con respecto a la vuelta a la presencialidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), apuntó: “No hubo especulación política, cambió la situación sanitaria”. En ese sentido, recordó que a partir de esa decisión intendentes del interior “empezaron a quejarse” y a pedir también que se abrieran las escuelas en sus distritos. “La respuesta es muy sencilla: (no tienen presencialidad) porque la incidencia de casos es mayor a 500. No discriminamos a nadie”, afirmó”.

Actualmente hay 70 municipios en fase 2 en la provincia de Buenos Aires, 60 en fase 3 y 5 en fase 4.