Lucrecia Egger salió a repudiar los dichos del Jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco, quién la semana pasada aseguró que los dirigentes de Juntos por el Cambio “dieron un salto que ni siquiera el fascismo, el nazismo y ninguna autocracia se animó a hacer, que es odiar al país”. Finalmente, el funcionario provincial salió a pedir disculpas por sus declaraciones.

“Cuando las disculpas se tornan justificaciones, terminan siendo vacías, sobre todo cuando se quiere decir que no se interpretó lo que se dijo explícitamente y no podemos permitir que el Jefe de Gabinete se moleste ante nuestro trabajo”, afirmó la legisladora.

Desde el bloque de Senadores provinciales de Juntos por el Cambio, presentaron un proyecto de declaración de repudio por los dichos de Bianco. “Indudablemente este Gobierno no aprende más, Bianco buscó equiparar acciones y posicionamientos de la oposición política con las ideologías totalitarias y/o de orientación nazi fascista, banalizando de esta manera, la mayor tragedia humanitaria del Siglo XX, el holocausto, la persecución ideológica y las atrocidades del régimen nazi”, afirmó Egger.

Tras la polémica, Bianco salió a explicar que se entendió otra cosa, cuando claramente se entendió lo que él mismo dijo. “Sus expresiones revisten de una gravedad institucional imposible de aceptar, y la comparación del derecho a opinar, debatir y hasta investigar que tiene la oposición del poder político, jamás puede compararse con el genocidio”, agregó la Senadora.