Este lunes, una enfermera y un policía denunciaron que se echaron a perder unas 300 vacunas Sputnik V en la sede local del PAMI. Según la denuncia realizada ante la justicia federal, alguien habría dejado las dosis fuera del freezer y se habría perdido la cadena de frío.

La denuncia judicial, que quedó radicada en la fiscalía federal a cargo de Santiago Eyherabide, afirma que la situación anómala fue detectada por una enfermera y un policía de la Comisaría Primera, que le avisó a sus superiores y redactó un informe que fue adjuntado con fotografías.

Hasta el momento no trascendió si las dosis eran para ser aplicada a adultos mayores de la ciudad de Azul, o de otras localidades, ya que de la UGL XXX que dirige Nelson Sombra dependen varios partidos de la zona.

Tras la publicación de la denuncia, el PAMI emitió un comunicado en el que confirmó la pérdida de las 300 vacunas.

El fiscal a cargo agregó que este martes recibirán el testimonio de una enfermera que también dio cuenta de la caja sobre el refrigerador, aunque la denuncia no tiene ningún responsable señalado por el momento, dado que no se pudo determinar hasta ahora quien o quienes dejaron las vacunas en ese lugar, cuándo y demás.