La nueva cuarentena, que arrancara formalmente este lunes 20 de julio, viene con cambios. En la provincia de Buenos Aires la Fase 4 tendrá más actividades permitidas y cambió el criterio para que los municipios avancen de etapa. En diálogo con Vía Azul, el titular de la Región Sanitaria IX, Ramiro Borzi, aseguró que "Azul estaría en condición de pasar a Fase 5". 

Vía Azul: ¿Azul podría pasar a Fase 5?

Ramiro Borzi: En la ciudad de Azul se han dado contagios por contactos estrechos, lo cual te abre la posibilidad de otro tipo de análisis, y el pase a otro tipo de fase. Mirando la curva, y manteniendo una conducta responsable por parte de la comunidad, el gobierno podría tomar la decisión de avanzar de etapa. Lo que no hay que dejar de lado es la prevención: lavarse las manos, el uso del barbijo y mantener el distanciamiento social. Volviendo a lo de la Fase 5, los números de los contagios están dados para dar ese paso, pero hay que hacer un análisis cualitativo de la situación local y ver en detalle los casos de las últimas dos semanas.

VA: En caso de que no se autorice el pase a Fase 5, ¿qué cambiaría en la Fase 4?

RB: Con los cambios, en la Fase 4 se permite la apertura de los locales gastronómicos con protocolos estrictos y la ampliación de la salidas de esparcimiento, tanto en tiempo como en espacio. De todas formas, la última palabra la tienen los jefes comunales ya que se trata de cuestiones locales que los intendentes tienen toda la potestad para definir. En la intendencia de Azul hemos tenido dos reuniones con funcionarios del municipio, Nelson Sombra y el director del Materno Infantil, Néstor Cousté. Siempre dijimos que apostábamos a la articulación entre instituciones para aplicar políticas para adelante y eso quiero resaltarlo porque me genera expectativas. Esperemos que esta mesa de diálogo se transforme en una mesa de trabajo ya que hay varias propuestas y empezamos a articular acciones por afuera de cualquier bandería política. Yo confío y espero que esto siga funcionando.

VA: En los últimos días se recuperaron varios pacientes en Azul y hubo menos casos positivos. ¿Cómo ve la situación?

RB: Si bien en Azul hay un número de casos activos que se mantiene, la tendencia es a la baja y da toda la impresión de que los contagios son por contactos estrechos. Es clara la diferencia con lo que pasó en Olavarría. Por otro lado, lo de Chillar se bloqueó bien, se hizo un buen trabajo de aislamiento, y los resultados están a la vista ya que quedó en la escalada inicial de 23 casos y hoy quedan dos activos. Eso habla a las claras de que hubo una buen intervención del equipo de Salud y de la comunidad organizándose para frenar al virus.

VA: ¿Es posible escalar a ciudades más grandes lo que se hizo en Chillar?

RB: En el caso de Chillar es para resaltar el trabajo de la comunidad organizada. Obviamente hubo una intervención del gobierno local, pero el trabajo de los voluntarios es lo que provocó el quiebre al hacer un rastreo de todos los habitantes con la encuesta que hicieron puerta a puerta, y después manteniendo a la ciudad resguardada de posibles ingresos de gente con síntomas. Es algo que se dio en las localidades más chicas, como Laprida o Benito Juárez, donde la comunidad se organiza para extender el trabajo de prevención y se logra que no haya una dispersión del foco de contagio. En Chillar nosotros en su momento pusimos a disposición el Operativo Detectar como hicimos en Olavarría, pero el municipio decidió actuar por su cuenta.

VA: Esta semana Olavarría tuvo un rebrote. ¿Qué puede pasar en los próximos días?

RB: Olavarría tenía hasta el día de ayer (por el viernes) 238 contagios desde que arrancó la pandemia y 77 casos activos, esto muestra que hay un número importante de contagios en la ciudad, un contagio diversificado. El virus en Olavarría corre de forma comunitaria, en los casos de las últimas dos semanas no siempre aparece un nexo concreto entre todos los contagiados. Se veía una curva a la baja después del brote de junio y se dio este rebrote que, desde lo epidemiológico, lo deja a uno expectante por ver hasta donde conduce todo esto. Todavía falta para hacer una proyección porque la curva viene aserruchada con subidas y bajadas, muchas veces notorias. Tenemos que ver cómo repercute la acumulación de gente que se dio en un cortejo fúnebre esta semana, que si bien fue al aire libre tuvo a mucha gente junta. Y como en todos los lugares, hay que ver qué pasa el día del amigo.

Mirá también: Olavarría: el próximo miércoles reabrirán los bares y restaurantes

VA: ¿Cómo se está trabajando desde la Región Sanitaria para asistir a los municipios?

RB: Quiero resaltar el trabajo sostenido que viene haciendo el Ministerio de Salud de la provincia enviando insumos permanentes a todas las localidades y a los hospitales municipales, principalmente con material de protección para los que están en el frente de batalla e -indirectamente- para el que está siendo atendido. Todas las semanas tenemos entregas para todas las localidades, y esto se va a potenciar con la llegada del barco Czech que viene de China con barbijos, máscaras y más elementos de protección.

Bertellys, Sombra, Borzi y Cousté reunidos en medio de la emergencia sanitaria.