Macarena Heredia, a quien el municipio le inició una causa penal, asegura que lo que publicó en Facebook es cierto y que la policía se equivocó de dirección al chequear la denuncia.


En plena pandemia, las noticias falsas son un problema. Macarena Heredia es una de las vecinas azuleñas a la que le iniciaron una causa penal desde el municipio Azul por una supuesta noticia falsa. El pasado 25 de junio la joven publicó en Facebook un mensaje en el que aseguraba que había gente de Olavarría mudándose a Azul en plena pandemia.

A raíz de ese posteo de Facebook, la joven fue denunciada por Roberto Dávila, el titular de la Subsecretaría Legal y Técnica de la municipalidad de Azul, quién aseguró en un escrito que la joven difundió “una información falsa generando alarma en los vecinos de nuestra ciudad”.

Al ser consultada por Vía Azul, Heredia contó su versión de los hechos: “El día jueves 25 me levanto y delante de mi casa, en el departamento que da a la calle, veo una mudanza. La señora anterior ya había dejado dicho que ella se iba a mudar a Olavarría e intercambiaba la casa con un hombre que se mudaba de Olavarría a la ciudad de Azul, al mismo departamento que ella estaba alquilando”.

El posteo por el que denunciaron a Macarena.

Macarena alquila un departamento que está ubicado en la parte de atrás de un terreno ubicado en Tandil 0059 y comparte la entrada con otro departamento que está ubicado en la parte de adelante. “Al ver la mudanza llamé a la inmobiliaria y me dicen que no estaban enterados de la situación, y decido llamar al 911. En la policía me dicen que desconocen ese tipo de denuncias y que debería llamar a la municipalidad. Llamo al municipio y me da ocupado, intenté en en varias ocasiones, unas siete u ocho veces. Entonces me dirijo a las redes sociales. Estaba enojada, quiero que me entiendan, nadie me daba una respuesta. Yo no quería tener un drama, simplemente quería prevenir porque tengo miedo”, explica la joven.

La joven relata que ese día llegó un móvil policial, le tomaron los datos le preguntaron donde vivía la persona que se mudaba. “El hombre es repartidor de un correo y no lo encontraron. Nosotros compartimos una misma entrada, creo que esa es la confusión. Los dos vivímos en la misma dirección, solo que el vive adelante y yo atrás. A la noche intercambié unas palabras con esta persona y me cuenta que viene de Olavarría, que habían hecho un intercambio de hogar con la inquilina anterior por su trabajo”, relata Macarena.

“Me cuenta que el entrega encomiendas, que es su trabajo, y borré la publicación porque como persona es entendible. Estamos en una situación donde todo está difícil, todos tenemos miedo. Es una persona que se puede charlar tranquilamente, nunca se negó a nada”, agregó.

La joven asegura que la policía fue a otra dirección. Ella vive en la calle Tandil 0059 y los efectivos habrían ido a Tandil 0052, por eso no encontraron al hombre que supuestamente vino de Olavarría.

“Fui a Tribunales, fui a la comisaría, traté de hablar con la municipalidad y me mandaron a hablar con la defensora mía que no me recibió. Yo sinceramente no estaba buscando un problema, simplemente quería que se le haga un seguimiento al hombre para mi tranquilidad y la de mi hija porque tengo miedo”, cerró la joven.

Consultado por Vïa Azul, el funcionario Roberto Dávila aseguró que “desde el municipio se chequeó la información con la policía y determinando que era falsa se puso en conocimiento a la fiscalía interviniente”



Comentarios