Se trata de una denuncia penal realizada por la Confederación Argentina del Transporte Automotor tras las medidas tomadas con los choferes que ingresan a Azul.


La polémica no termina. Esta semana, el presidente de la Confederación Argentina del Transporte Automotor, Ramón Jatip, denunció penalmente al intendente de Azul, Hernán Bertellys, por “entorpecimiento del transporte de cargas, abuso de la autoridad y privación ilegal de la libertad” de los camioneros que llegan hasta la ciudad a descargar mercaderías. 

Hace una semana, la entidad había emitido un comunicado repudiando las medidas impuestas por el jefe comunal: “Para aquellos que interpretan que los transportistas somos animales, le decimos BASTA. Al intendente de Azul, Hernán Bertellys, le decimos BASTA ¿A qué iluminado se le ocurre implementar como medida de prevención fajar la puerta de la cabina a los camioneros para que no pueda bajar ni para ir al baño? Desde CATAC repudiamos estas medidas y decidimos no ingresar mas en las ciudades que tomen estas medidas inhumanas contra los transportistas”.

Jatip, quien aseguró no haber obtenido respuestas del municipio, decidió iniciar una acción penal contra Bertellys. Vía Azul consultó a voceros de la municipalidad sobre la situación de los camioneros, pero no hubo respuesta.

Por su parte, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, hizo este viernes un “último llamado” a los gobernadores e intendentes de diferentes distritos del país para que se minimicen los controles sanitarios a los choferes. “Día tras día nos llegan imágenes del manoseo que están sufriendo los camioneros. En Salta y Jujuy tuvieron de ocho o diez horas de espera para que los revisen, sin tener un baño, algo para comer, asearse. Pasó lo mismo en la ciudad de San Juan y en el partido bonaerense de Azul”, aseguró el gremialista.

Hace unos días, Bertellys defendió las medidas en una entrevista con el periodista Antonio Laje por América. “Cuando un camión va a ingresar que viene del conurbano o de Rosario, o de lo que llamamos zona caliente donde hay contagios, para ingresar a descargar lo que toma media hora lo que hacemos es se le pone la faja de seguridad para comprobar que el chofer no baja y tiene todos los recaudos para no traer contagio y no tener contacto directo. Y le pedimos que vaya con el tapabocas puesto para comunicarse con la gente que hace la descargara”, aseguró el intendente. .




Comentarios