En un partido que abierto hasta el final con un tiempo para cada uno, Schott fue el lateral derecho del equipo calamar cumpliendo una buena tarea para los de Leonardo Madelón. Matías Pérez García radicado en nuestra ciudad anotó uno de los goles para el local.

El Calamar lo ganaba por 2-0, pero el Lobo reaccionó a tiempo y logró la igualdad en el Estadio Juan Carmelo Zerillo por la primera fecha de la Liga Profesional de Fútbol. El Calamar anotó sus tantos en el primer tiempo, mientras que el Lobo hizo lo propio en el complemento.

Schott fue titular en los visitantes y le tocó una de toco una de las funciones más complicadas en la defensa del “marrón” al tener que marcar al más desequilibrante de los ataques del Gimnasia Johan Carbonero, lo hizo bien, sin pasar sobre saltos y conteniéndolo en cada uno de los ataques del equipo de Mariano Messera sobre todo en la primera mitad de partido donde Platense fue superior en todas las líneas de la cancha al “tripero”. En el segundo tiempo el colombiano salió lesionado.

Tal es así que la primera emoción del encuentro llegó a la media hora del partido cuando Brian Mansilla impactó un potente zurdazo luego de varios rebotes en el área de Gimnasia. Ocho minutos más tarde, Platense estiró la ventaja tras una buena definición de Matías Tissera por encima de la humanidad de Rodrigo Rey.

Matías Pérez García Gimnasia de La PlataGimnasia de La Plata

Ya en el complemento, Gimnasia logró el descuento a través de Matías Pérez García, el futbolista radicado en Arroyito había ingresado minutos antes para darle fútbol al local y con un golazo de zurda al ángulo del arco defendido por De Olivera acalló lo rumores que durante la semana lo vinculaban a una posible salida del equipo para sumarse a Belgrano de Córdoba.

Cuando parecía que el partido se terminaba, cayó un envío al área de Platense y Guillermo Fratta la terminó empujando dentro del área chica para plasmar el 2-2 final tras una precisa asistencia de Nicolás Contín. En esta jugada Augusto llegó incomodo a rechazar la pelota con un rival que lo desacomodó al momento de rematar por lo cual el rebote a Contín que le sirvió el gol a su compañero.