El ex futbolista nacido en nuestra ciudad habló de su retiro del fútbol profesional.


El ex delantero oriundo de nuestra ciudad habló sobre lo que fue su despedida de la práctica profesional del fútbol en Belgrano de Córdoba, aunque aclaró que no fue como él esperaba. Actualmente trabaja como colaborador de Bragarnik.

El Iván, como lo conocen en Arroyito comenzó a jugar a la “pelota” en el Deportivo y Cultural a finales de los ‘80, en épocas donde ir a practicar al “Complejo” era una aventura para los niños. En aquellos tiempos el pavimento de la Avenida Mariano Moreno llegaba hasta la intersección con la calle Roque Sáenz Peña, justamente la calle donde vivía Mauro, a media cuadra de la avenida yendo para la ruta.

El paisaje hacia el ahora Polideportivo Enrique Brizzio, arrojaba calles de tierra, eucaliptos y hasta un circuito de bicis diseñado por los jóvenes de la época. Ahora si la ida era una aventura ni que hablar la vuelta, más en invierno, de noche y en tiempos de la mítica y misteriosa aparición del “Loco de la Galera”.

En ese contexto Óbolo se fue desarrollando como futbolista de la “verde”, jugando en la 80/81 o en la 81/82. En el año 1996 tras una prueba de talentos en La Tordilla, él y Elías Bazzi quedaron para formar parte de las inferiores de Boca Juniors que comenzaba un nuevo proceso tras la llegada de Bernardo Griffa a la coordinación de las mimas.

Mauro Obolo futbolista nacido en Arroyito

Luego de un año en el club xeneize quedó libre, se probó en Independiente pero el club no lo fichó. Tras un breve regreso a nuestra ciudad, se probó en Vélez donde sí fue fichado, donde completó las inferiores y en 1999 debutó en la primera del “Fortín” ingresando en lugar de Rolando Zárate a 10 minutos del final en la victoria de su equipo por 2 a 1 contra Gimnasia de Jujuy. Permaneció en el club hasta 2001, marcando 6 goles.

Mauro Obolo futbolista nacido en Arroyito

Durante el proceso de inferiores en el club de Liniers participó en selecciones juveniles en ese momento a cargo de José Pekerman, llego a convertir un gol en el “viejo” Wembley, la catedral del fútbol con la camiseta de la “nacional” en la Sub 20 ante los locales y jugó el Sudamericano de la categoría en Ecuador aunque no pude quedar en el plantel para el Mundial que se desarrollo en nuestro país.

Siempre es bueno aclarar que Arroyito no solo exporta caramelos al resto del mundo, la “ciudad dulce” ha tenido y tiene en el deporte a embajadores por todo el globo. Tal es el caso de Óbolo que se desempeñó en el Piacenza de Italia, en el Burgos Club de Fútbol de España, en la Universidad Católica de Chile y en el AIK Estocolmo de Suecia donde es ídolo y fue campeón del torneo y la copa local.

En Argentina además de Vélez pasó por Arsenal, Lanús, Godoy Cruz y Belgrano en dos etapas, 2001/2002 donde marcó 8 goles y la última 2015/2016 en la que se anotó 6 veces en el marcador. Justamente allí se retiró; durante la semana habló del tema en el programa Pasión de multitudes, que se emite por el canal Showsport.

Viví muy bien mi última etapa en Belgrano, tanto con mis compañeros como con la gente. Fue algo muy lindo retirarme en Belgrano, pero no fue como yo quería porque el semestre no había sido bueno” en la entrevista agregó ya hablado puntualmente de su retiro profesional “Tomé la decisión de retirarme no solo por el rendimiento sino porque no me iba a poder comprometer al cien por ciento” comentaba Iván que luego se dio el gusto de jugar un partido en la primera del Cultural Arroyito en el “Savatero” compartiendo equipo con su amigo Elías Bazzi ante Sportivo Belgrano de San Francisco, aquella tarde no los acompaño el resultado y fue derrota por 3 a 2.

En la actualidad sigue ligado al fútbol desde otro ámbito es ayudante del representante Christian Bragarnik en Córdoba. “Hoy estoy colaborando con Bragarnik en Córdoba, le acerco jugadores y le hago el nexo con los clubes de acá“, explicó en la nota para el canal de cable de la capital provincial.




Comentarios