Mientras la Organización Mundial de la Salud busca reducir la desigual, distribución y acceso a las vacunas contra el coronavirus por parte de los países ricos, el avance de las nuevas variantes de la enfermedad, mucho más contagiosas, como la Delta, complicó los planes y algunos países darán dosis de refuerzo.

// Mirá también: Combinación de vacunas: desde el viernes, Provincia y Ciudad darán Moderna y AstraZeneca como segunda de Sputnik

Estados Unidos, Francia, Alemania, Chile e Israel decidieron avanzar con la aplicación de terceras dosis de la vacuna contra el COVID-19, mientras que la postura de la OMS es priorizar la cobertura mínima en todo el mundo. También crece el pedido de contar con pasaporte sanitario para ingresar a sus territorios.

Vacunación contra el coronavirus: los países más poderosos desoyen a la OMS y darán dosis de refuerzoPatrick Semansky | AP

El secretario general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó: “Entiendo la preocupación de todos los gobiernos por proteger a su población de la variante Delta. Pero no podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayor parte del suministro mundial de vacunas acaparen más”, advirtió.

Según datos de la OMS consignados por la agencia Reuters, los países de altos ingresos administraron alrededor de 100 dosis por cada 100 personas; mientras que los de bajos ingresos solo contaron con 1,5 dosis por cada 100 habitantes.

Al registrar excedentes de vacunas en algunos países, algunos Gobierno, como el de Estados Unidos, habían decidido donar algunos lotes a los países con mayores dificultades de acceso, y esta decisión podría complicarse con la llegada de la variante Delta.

Este miércoles la OMS solicitó una moratoria para la administración de estas vacunas de refuerzo, con el fin de dejar estas dosis a disposición de los países que solo han podido inmunizar a una ínfima parte de sus poblaciones. “Necesitamos urgente cambiar las cosas: de una mayoría de vacunas que va a los países ricos a una mayoría que va a los países pobres”, sostuvo Tedros.

El objetivo de inocular con una tercera dosis está apoyada por las grandes farmacéuticas que ven incrementar sus ingresos económicos a medida que crece la demanda de inmunizantes.

// Mirá también: ¿Cuál es la efectividad de la combinación de vacunas?: la mirada de los expertos

Vacunación contra Covid 19Orlando Pelichotti | Los Andes

El principal especialista en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, puntualizó que es “extremadamente importante” avanzar con las vacunas de refuerzo y sostuvo que están “trabajando en eso”.

Estados Unidos está trabajando para ofrecer lo más rápido posible inyecciones de refuerzo contra el COVID-19 a los estadounidenses con sistemas inmunológicos comprometidos, a medida que los casos de coronavirus siguen aumentando”, expresó Fauci.

En Israel, el primer ministro Naftali Bennett indicó que “quien tenga más de 60 años y aún no haya recibido la tercera dosis de la vacuna, es seis veces más susceptible a enfermedades graves y a la muerte”.

En Europa, el presidente de FranciaEmmanuel Macron, declaró que están elaborando un despliegue de terceras dosis para las personas mayores y vulnerables a partir de septiembre; mientras que Alemania planifica para la misma fecha hacerlo en pacientes inmunodeprimidos, adultos mayores y residentes de hogares de ancianos.

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera señaló: “Hemos decidido iniciar un reforzamiento de la vacunación de aquellas personas que ya han recibido las dos dosis de la vacuna Sinovac. Iniciará con las personas mayores de 55 años que recibieron la vacuna de Sinovac antes del 31 de marzo y se les aplicará la fórmula desarrollada por AstraZeneca; mientras que los menores de 55 años recibirán la Pfizer/BioNTech.