Los padres de unos 100.000 chicos con enfermedades prevalentes y discapacidad esperan que las vacunas contra el Covid-19 del laboratorio Moderna donadas por los Estados Unidos puedan ser utilizadas pronto para inocular a sus hijos, quienes forman parte de los grupos de riesgo y para los cuales la Argentina aún no cuenta con un fármaco autorizado.

//Mirá también: Argentina trae más de 3 millones de vacunas Moderna donadas por Estados Unidos

Este viernes a la medianoche llegaron a la Argentina los 3,5 millones de dosis de la vacuna de Moderna que el Gobierno estadounidense de Joseph Biden donó a la Argentina. La ministra de Salud, Carla Vizzotti, comentó que este fármaco podría ser utilizado para los niños y adolescentes, pero aclaró que aún falta que la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Para poder aprobarlas en Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) tendrá que esperar que primero lo haga la FDA y luego analizar por sí misma la información brindada por ese organismo estadounidense y por el laboratorio que fabricó el producto.

Mientras tanto, Anmat espera que la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino envíe más información respecto del uso que se le puede dar a las dosis de Sinopharm para inocular chicos de 12 a 17 años, dado que en el gigante asiático ya las están aplicando.

FDA estadounidense sí ampliado ya en mayo la autorización de uso de emergencia de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer para incluir a menores de entre 12 y 15 años, dado que con ese fármaco ya se estaba inoculando a los de 16 y 17 años.

Las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson, al menos por ahora, están autorizadas para su aplicación en personas de 18 años y mayores. Pero el Gobierno argentino confía en que la FDA amplíe los grupos etarios que se pueden vacunar.

Manifestaciones

Padres y madres de niños y niñas con enfermedades prevalentes realizaron este sábado manifestaciones en distintos puntos del país para pedir por sus hijos que ya tienen más de 18 meses de encierro porque son de “altísimo riesgo ante el Covid-19”. Se estima que están en estas condiciones unos 100.000 menores de 18 años.

La idea de la movilización llegó a raíz de la falta de respuestas a los reclamos que iniciamos de manera virtual. Como no fue suficiente decidimos salir a la calle para visibilizar el reclamo, con todos los riesgos que eso implica”, dijo uno de los padres que participó de la manifestación en Plaza de Mayo a diario Clarín.

Allí explicaron que esperan la llegada de la vacuna de Pfizer: “Simplemente esta es la única vacuna que fue probada en menores de edad y que se encuentra aprobada para su aplicación por los principales organismos del mundo”, agregaron.

Marcha en pedido de vacunas para los menores de 18 años en Plaza de Mayo.(Clarín)

Las donaciones

MaryKay Carlson, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Argentina, dijo ayer que su país y el Gobierno de Alberto Fernández “están trabajando juntos como socios para luchar contra esta pandemia global”.

“Estamos orgullosos de poder entregar estas vacunas, de reconocida seguridad y efectividad, al pueblo argentino. Este es un momento único en la historia y requiere liderazgo y trabajo en conjunto. Estados Unidos continuará liderando los esfuerzos para construir un mundo más seguro y protegido contra la amenaza de las enfermedades infecciosas, y nos complace trabajar en estrecha colaboración con Argentina en esta importante tarea”, agregó.

La administración de Joseph Biden y Kamala Harris ha decidido en mayo que Estados Unidos donaría 80 millones de vacunas para enfrentar las necesidades globales. En la región, la Argentina será el país que mayores donaciones recibirá al menos por ahora, con 3,5 millones de dosis. Le siguen Brasil con 3 millones y Colombia con 2,5 millones.

Fernández le agradeció ayer por carta a Biden. “La pandemia es una advertencia y, al mismo tiempo, una oportunidad para avanzar hacia sociedades más equitativas, más inclusivas y más justas”, dijo el argentino. Y agregó que “esta donación es una contribución muy importante que marca un camino de cooperación”.

Esta entrega llegará después de que Fernández el 3 de julio pasado modificara la ley de vacunas por medio de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Ese cambio posibilitó habilitar un acuerdo con el laboratorio Moderna Inc. por el suministro de 20 millones de dosis.

Las dosis de Moderna llegarán esta medianoche al país en dos vuelos de Aerolíneas Argentinas. Se trata de dos aeronaves Airbus 330-200 que viajaron a la ciudad de Memphis para traer desde allí traer los 3,5 millones de dosis. Con estas, Argentina superará la disponibilidad de 32 millones de vacunas.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.