Transportistas autoconvocados continúan este martes el paro por “tiempo indeterminado” y el corte del tránsito para camiones y todo tipo de transporte pesado en el túnel subfluvial que une las ciudades de Santa Fe y Paraná, en reclamo de una mejora en lo que cobran por los fletes, debido a la suba de costos registrados en los últimos meses.

La medida de fuerza, que comenzó de manera parcial durante el fin de semana, no afecta la circulación del resto de los vehículos, aunque desde la administración de ese viaducto advierten que se registran grandes demoras en la Ruta 9.

El bloqueo se concentra en el kilómetro 233 de la Ruta 9, a la altura de San Nicolás de la mano de Rosario hacia Buenos Aires, donde hay más de seis kilómetros de cola. Cada 20 minutos habilitan el paso para dejar pasar a algunos vehículos y luego vuelven a cerrarlo.

El referente de Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), Daniel Romero, señaló que el corte continuará “hasta que haya una respuesta favorable” del Gobierno nacional, con aperturas intermitentes del tránsito para camiones.

Entre los reclamos, se encuentra la “agresiva suba del combustible” que afecta a la tarifa que cobran los transportistas, principalmente “a los pequeños trabajadores o empresarios”. En ese sentido, exigen que los dadores de carga sean obligados a abonar una tarifa unificada a nivel nacional.

También rechazan los aumentos tarifarios de fletes de granos de hacienda y en general, y proponen crear una serie de descuentos en combustibles y peajes para los transportistas.

Transportistas Unidos es una organización de alrededor de 2 mil camioneros que se agruparon para representar a los propietarios de camiones que no están agremiados en ninguna entidad.