Con la inflación disparada, el Gobierno analiza un acuerdo de precios y salarios, que incluiría un tope de 30% a las negociaciones paritarias. Pero la idea encuentra resistencia en los gremios, que se dividen entre quienes aceptarían pero con cláusulas de revisión a corto plazo -tres o seis meses- y los que se anticipan reacios a sellarlo, ya que esperaban recuperar en 2021 lo perdido en 2020.

Durante estos primeros cuatro meses del años las negociaciones paritarias se activan, y el acuerdo sería inminente, ya que el presidente Alberto Fernández buscará que la suba de salarios no presione sobre los precios, especialmente de los alimentos. A la vez, en marzo se aplica la última cuota de aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) 2020 y el Gobierno deberá llamar a una nueva mesa para discutir los incrementos de 2021.

El primer sector que inició las charlas de negociación fue el de alimentos y bebidas, indicó TN.

¿Vuelve el acuerdo económico y social?

Si bien el Consejo Económico y Social creado por Fernández al comienzo de su gestión quedó en el camino por la contingencia de la pandemia, los gremios y las empresas se convirtieron en aliados del Gobierno en este proceso, y colaboraron con la contención social.

Así, el gabinete económico logró mantener a raya la inflación: con baja demanda, escasa actividad económica y circulación, congelamiento de tarifas de servicios públicos, precios de alimentos básicos, transporte y hasta planes de pago de tarjetas de crédito.

Sin embargo, de a poco se van actualizando algunas tarifas, como los peajes, el estacionamiento medido, y por supuesto los precios de los alimentos. Desde agosto, entonces, la inflación comenzó a acelerarse y tocó su pico máximo en diciembre, con el 4%. Para enero se espera un número similar.

En este contexto, referentes de Economía, encolumnados detrás del jefe de Gabinete Santiago Cafiero, comenzaron a analizar una posible vuelta del acuerdo de precios y salarios, y a delinear algunas propuestas para acercar a las partes.

Una de ellas sería ponerle el techo a las paritarias según la inflación proyectada, que es del 29%.

Empresarios pymes dijeron a TN que “hay mucha expectativa en que se pueda acordar un tope a las paritarias” y destacaron los acuerdos con los gremios para definir suspensiones sin que ello signifique un conflicto sindical, como por ejemplo en el sector metalúrgico en donde ADIMRA y CAMIMA -entre otras cámaras del sector- convinieron la reducción de haberes y suspensiones en el marco de la crisis económica, decisión que aún está en vigencia.

Acuerdos de precios

Ya antes de 2021, el ministro de Economía anticipó que la política de contención inflacionaria del año se basaría en acuerdos de precios, la estimulación de la competencia y en los controles de cumplimiento.

Recientemente el Gobierno también renovó el programa Precios Cuidados, con mayor cantidad y variedad de productos, y avanza sobre en el desarme de Precios Máximos.

Así como anunció precios especiales para algunos cortes de carne, haría lo mismo con el rubro frutas y verduras.

Paralelamente, el descongelamiento de las tarifas de servicios públicos será clave en el intento por contener la inflación. Se evalúa un nuevo cuadro tarifario transitorio a partir de marzo, para dar certeza a las empresas privatizadas de que se avanzará en un sentido de actualización, pero con el menor impacto sobre el bolsillo de los trabajadores.