Luego de muchos meses de lucha y de arduos trámites legales, Santiago Silva recibió la aprobación a sus reclamos y podrá volver a competir profesionalmente. A sus 40 años, al “Tanque” le queda nafta.

//Mirá también: Banfield disfrutó el fallo del tribunal y burló a Lanús en las redes sociales

En una entrevista con TyC Sports, Silva confesó su satisfacción tras el fallo de la AFA en su favor. “Se hizo justicia. Es el comienzo de algo bastante largo, que tuvo un inicio positivo”, pudo definir el delantero.

Silva no le cerró las puertas a ningún club y dijo: “Hoy estoy en condiciones de firmar para cualquier equipo”. Su último partido fue con la camiseta de Argentinos Juniors aunque la suspensión fue por una muestra tomada cuando jugó para Gimnasia y Esgrima de La Plata.

No recibí llamados. Estoy muy tranquilo, esto recién comienza, es algo muy positivo para mí, estoy esperando esto hace mucho tiempo y hoy se dio. Así que tomándolo con mucha calma y sabiendo que alguien me va a querer”, contó el exfutbolista de Boca.

Apovechó para aclarar el rumor que lo unió con Atlanta, equipo que dirige su amigo y excompañero Walter Erviti. “Llegó un ofrecimiento de parte de su dirigencia, de él, pero hoy no voy a cerrar puertas a nadie. No hay ningún acuerdo, eso no se de donde salió. No es real”, sentenció el goleador.

Por otra parte, más allá de su edad y un potencial retiro anticipado sin haber vuelto a jugar, declaró: “No me pongo plazos. Sigo disfrutando del día a día. Hubiese sido muy fácil para mí decir: ‘Bueno, me retiro. Ya estoy grande, empiezo a disfrutar de otras cosas de la vida, de mi familia, viajar’. Pero lo sigo disfrutando y eso es lo que me gusta. No me pongo un punto y le sigo dando y sigo disfrutando a la par”.

//Mirá también: El exámen escolar que depende de Independiente

El delantero contó que abandonó el tratamiento de fertilidad que se estaba realizando, por el cual se alteró su prueba antidopaje, y enfocó sus objetivos más cercanos. “Mi sueño es volver a sentir lo que hace un tiempo no siento. El entrar a una cancha y disfrutar, y el ganar, el perder, el sufrir dentro de una cancha y sentir cada entrenamiento, ese es el mejor regalo que puedo recibir”, soltó con emoción Silva.