Néstor “Che” García es el nuevo entrenador de la Selección Argentina de básquet, tras la partida de Sergio Hernández luego de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

//Mirá también: Arranca la Champions League: los partidos de este martes y todo lo que hay que saber del torneo

El bahiense debutará en el cargo el próximo 25 de noviembre cuando el equipo nacional inicie su camino en la eliminatoria para la Copa del mundo 2023 ante Paraguay. El Mundial será organizado por Filipinas, Japón e Indonesia.

“Estoy con muchas ganas e ilusión para ir por el objetivo grande de que Argentina se mantenga en la elite del básquet mundial”, dijo el flamante entrenador en la página oficial de la Confederación Argentina de Básquetbol.

La bienvenida de la CABB a García en Twitter.(Twitter/@CABBoficial)

Por otro lado, advirtió que su conducción “no será personalista” y que “pasará por escuchar, componer, continuar y rodearme de los mejores”. “Un nuevo ciclo comienza en el básquet argentino, siempre respetando un legado”, comentó.

García comenzó su carrera como entrenador a los 23 años (1989) en Puerto Rico, dirigiendo a Gigantes de Carolina. Al año siguiente, debutó en la Liga Nacional dirigiendo a Estudiantes de Bahía Blanca, su ciudad natal. A nivel local, ganó la Liga con Peñarol de Mar del Plata en 1994 y el Súper 20 con San Lorenzo, en 2019.

“La elección de Néstor es la de un candidato natural para este cargo de entrenador absoluto de la Selección argentina”, señaló Fabián Borro, presidente de la CABB. Reemplaza en el cargo al Oveja Hernández, que estuvo al mando del equipo durante 12 años y ganó la medalla de bronce en Beijing 2008.

//Mirá también: Boca recibe a Defensa y Justicia por la Liga Profesional

Las otras selecciones que dirigió

Néstor García ya había dirigido a otras tres selecciones y además fue asistente técnico de Julio Lamas en su paso como seleccionador de Argentina. Ganó el Preolímpico de Mar del Plata de 2011 y el Sudamericano 2012.

Entre 2013 y 2016 dirigió a Venezuela y ganó dos títulos sudamericanos (2014, venciendo en la final a Argentina, y 2016, superando a Brasil) y un Preolímpico (2015), el que alcanzó tras vencer en semifinales a Canadá (con 9 NBA) y a Argentina en la final, llevando a la vinotinto a un Juego Olímpico tras 24 años.

También dirigió a Uruguay (2003) y a República Dominicana (lo clasificó al Mundial 2019 y logró la primera clasificación a segunda fase).