La empresa americana Moderna concluyó los ensayos de fase 3 en adultos con una eficacia de su vacuna cercana al 94% y pronto comenzará a evaluar la eficacia y seguridad de su vacuna contra el coronavirus en adolescentes de 12 a 17 años. El estudio incluirá a 3.000 adolescentes, de los cuales la mitad recibirá dos inyecciones de la vacuna con cuatro semanas de diferencia y la otra mitad placebo.

El ensayo “aún no está reclutando” a participantes y todavía no hay una fecha de inicio, ha explicado Colleen Hussey, portavoz de Moderna, al diario estadounidense. En base a los resultados de su eficacia en adultos, podría ser aprobada en Estados Unidos a mediados de este mes y en Europa el 12 de enero. Sin embargo, aún no ha sido estudiada en niños y tampoco ha sido testada en embarazadas.

Web

Según publico el New York Times, este nuevo ensayo clínico se aplicará a niñas que han pasado la pubertad y deberán ser analizadas antes de cada inyección para asegurarse de que no están embarazadas.

Cabe recordar que el laboratorio Pfizer/BioNTech comenzó a probar su vacuna contra el coronavirus en niños de 12 años en octubre. AstraZeneca también ha realizado ensayos en esta población pediátrica. No obstante, aún con estas pruebas, la autorización de uso dada este miércoles por el Reino Unido a Pfizer no incluye la vacunación a menores de 16 años. Sólo se prevé la vacunación a mayores de 16 años en caso de que sean grupos de riesgo.

De esta forma, Gran Bretaña se convirtió así en el primer país en autorizar la vacunación, algo que comenzará a hacer el martes en Escocia en un primer grupo de personas, concretamente los residentes de geriátricos y el personal que los asiste y cuida.