Este año, más personas deberán pagar el impuesto a los Bienes Personales en Argentina. Esto se generó a partir de que el Gobierno Nacional no actualizó el monto mínimo que durante 2020 fue de 2 millones de pesos.

//Mirá también: Santiago Cafiero: “En ningún país del mundo hay inversiones porque se bajen los impuestos”

La inflación del año pasado fue del 36.1%. Por eso, a las personas que mantuvieron su situación patrimonial y ya pagaban el importe, se le sumarán aquellos que quizás no tuvieron cambios exorbitantes, pero que por la falta de actualización y la economía nacional lo hicieron posible.

De esta manera, el piso establecido de 150.000 pesos del impuesto a las Ganancias se compensa con este panorama en los Bienes Personales.

Por otro lado, el mínimo de 2 millones de pesos en concepto de ingresos brutos para los trabajadores que obtuvieron dicha cifra en 2020, tampoco se modificó. Así, tendrán que realizar declaraciones juradas para informar al respecto. Luego se analizará si abonarán o no el Impuesto.

Un edificio de AFIP.Orlando Pelichotti | Los Andes

Vale aclarar que la presentación de documentación y el pago del importe se postergaron. Si bien no especificaron el día exacto, serán en el mes de julio.

En síntesis, el Impuesto no tiene una cláusula especial por la inflación. “Esta falta de actualización automática es un resabio de la Ley de Convertibilidad, que prohibía la indexación”, dijo Juan Mariscal, tributarista, según remarcó Clarín.

En el cálculo se exime a las viviendas de uso permanente que no superan el valor fiscal de 18 millones de pesos, por ejemplo.

//Mirá también: Impuesto de sellos en los contratos de arrendamientos rurales en la provincia de Buenos Aires

Tras el blanqueo de capitales en marzo de 2017, más personas pagan Bienes Personales. “Muchos de ellos declararon bienes en el exterior, que obviamente están tasados en dólares. La falta de actualización más la disparada del dólar frente al peso literalmente los mata”, agregó Juan.

Bienes en el exterior

Los bienes en el exterior disponen de una alícuota diferencial que van desde el 0,70% hasta el 2,25%. Si de los mismos, los contribuyentes ingresan un 5% al país, tendrán que pagar por todos, contando los que continúan afuera.