Este martes, el Comité de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Desapariciones Forzadas expresó ese tipo de desapariciones continúan ocurriendo en Colombia, incluso durante el periodo de la pandemia de coronavirus, y lamentó que no exista una política integral para prevenir estos crímenes.

// Mirá también: La ONU mostró preocupación por la reducción del espacio cívico y democrático en Venezuela

Entre el resultado obtenido se incluyen los casos de 84.330 adultos y 9.964 niños y niñas registrados por la Fiscalía General de la Nación, aunque de manera general preocupa “la ausencia de datos claros y fiables” sobre el número total de desaparecidos.

Jornadas de protestas en Colombia contra un plan de reformas impositivas que ocasionaron una huelga nacional, represión y muertos a manos del ejército. (AP)Dolores Ochoa | Colombia

Durante sus debates los miembros del Comité de la ONU también expresaron preocupación por las “denuncias repetidas y creíbles de personas detenidas a las que no se les ha permitido comunicarse con sus familiares y abogados”. Muchos de esos detenidos lo fueron durante protestas, razón por la cual el Comité urge a Colombia a que garanticen los derechos.

En este contexto, los miembros puntualizaron que los derechos de las personas detenidas manifestando que todos aquellos que son privados de su libertad tiene acceso a una defensa y pueden comunicarse con sus parientes o con la persona que deseen.

Otro problema que se identificó en el informe es “la falta de activación inmediata del Mecanismo de Búsqueda Urgente”, que consideró que se está convirtiendo “en un procedimiento administrativo sin un resultado efectivo”. El Comité pidió también al Gobierno colombiano que garantice que “cuando se tiene noticia de una desaparición la búsqueda se iniciará de oficio y sin dilaciones en todos los casos”.

// Mirá también: Continúan las protestas en Colombia en contra de la violencia policial

La protestas en Colombia se desataron tras el anuncio del proyecto de reforma tributaria.AP

Por otra parte, el Comité lamentó las demoras en la identificación y devolución de los restos de personas desaparecidas, en particular de más de 24.000 cadáveres inhumados sin identificar en cementerios públicos. Puntualizó, además, más de 4.000 cuerpos de víctimas de desaparición forzada que faltan por identificar entre más de 10.000 que se han exhumado.

El órgano de Derechos Humanos manifestó que los problemas en el manejo y protección de los cuerpos de personas no identificadas han provocado su perdida, mezcla o destrucción, situaciones que se han exacerbado con la pandemia.

En este ámbito, el Comité señaló que resulta inquietante la información sobre casos de familiares de desaparecidos que reportaron hallazgos de cuerpos a la Fiscalía, sin que ésta tomase acción para el levantamiento de los cadáveres y su identificación.

Asimismo, denunciaron que las campañas para la obtención de muestras genéticas son frecuentemente insuficientes e inaccesibles sobre todo en zonas rurales y que no todas las muestras recogidas han sido procesadas e incluidas en el Banco de Perfiles genéticos.

Con información de EFE.