La tasa de desocupación en Argentina fue de 11,7% al término del tercer trimestre del año y alcanzó a 1,4 millones de personas, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, tuvo un incremento de dos puntos porcentual respecto al 9,7% de igual período de 2019. Sin embargo, el desempleo mostró una caída de 1,4% en comparación al segundo trimestre del año, ya que entre los meses de abril, mayo y junio -cuando impactaron con más fuerza las medidas de aislamiento por el coronavirus- la tasa de desocupación fue de 13,1%.

El informe del Indec precisó que en el tercer trimestre del año la tasa de desocupación demandante fue de 8,1%, con una caída de 1,4 puntos respecto al 9,5% del tercer trimestre del año pasado; mientras que la no demandante trepó al 5,3%, al sumar dos puntos porcentual frente al 3,3% de una año atrás.

En lo que respecta a la tasa de actividad, al cierre del tercer trimestre se ubicó en 42,3% de la población, con un crecimiento de 3,9 puntos porcentuales respecto del trimestre anterior.

Más allá de esta mejora, el cotejo interanual marcó que la tasa de actividad se encuentra 4,9 puntos porcentuales por debajo de la del tercer trimestre de 2019.

“Esto se debe a que las restricciones a la movilidad aún impactan sobre el comportamiento habitual del mercado de trabajo”, señalaron desde el Ministerio de Economía.

El Indec dio cuenta el miércoles que la actividad económica en el tercer trimestre de este año estuvo 10,2% por debajo de igual período del 2019, pero un 12,8% por sobre abril-junio de este año, cuando operó con mayor firmeza la cuarentena para combatir el coronavirus.