Los magistrados de de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal -integrada por los jueces doctores Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos- respaldó este miércoles la actuación del camarista Leopoldo Bruglia y la Unidad de Información Financiera en la causa conectada con el caso de Vialidad Nacional por el que es juzgada, entre otros, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Otro de los acusados dentro de la causa, el ex funcionario de Vialidad Sandro Férgola, había solicitado una nulidad de su procesamiento porque había sido firmado por Bruglia, quien consideró que no había sido designado con acuerdo del Senado como camarista, conforme con la Constitución Nacional. Además, también presentó un recurso para apartar a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) como querellante en el juicio, ya que la defensa del acusado consideraba que solo podía intervenir en causas en donde se investigue el delito de lavado de activos.

Sandro Férgola fue Gerente de Obras y Servicios Viales. En 2008, la expresidenta Cristina Kirchner lo nombró como sub-administrador de ese organismo, donde fue acusado de direccionar obras a favor de Austral Construcciones, la empresa de Lázaro Báez.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo BertuzziGentileza

La Cámara de Casación Penal rechazó ambos pedidos y citó el reciente fallo de la Corte Suprema sobre los jueces Bruglia y Pablo Bertuzzi en el que sostuvo que era válido todo lo actuado por los magistrados. La Corte repuso provisoriamente a los jueces en sus cargos hasta que se haga un nuevo concurso y validó sus actuaciones en los casos en los que intervinieron.

Respecto a la UIF, la Cámara de Casación remarcó que podrá investigar como querellabte en el marco de maniobras que podrían ser consideradas como las conductas precedentes al lavado de activos: los jueces señalaron que en el caso de Vialidad el delito precedente es la defraudación a la administración pública.