Jorge Lanata participó de TN Central este martes, y como siempre se expresó sobre la realidad política y económica del país: “Cuando en el país hubo ajustes, en general los hizo el peronismo”, opinó.

El disparador para las ácidas opiniones de Lanata fue un informe que mostraba las idas y vueltas de Hugo Moyano con el kirchnerismo y en el que había un fragmento de un discurso de Cristina Kirchner hablando sobre la lealtad.

Me causaba gracia escucharla a Cristina hablando de la lealtad porque la política en general, pero el peronismo en particular, es un lugar donde el nivel de traición es alto. Es paradójico que festejen el Día de la Lealtad porque es justamente lo que no han demostrado a lo largo de su vida”, dijo el periodista.

“En general cuando hubo ajustes en la Argentina se hicieron en el peronismo. Estamos en pleno ajuste aunque el Gobierno nos quiera demostrar que no. Es tonto plantear que no lo hay cuando lo vivimos todos los días”, agregó el conductor de “Periodismo Para Todos Box”

Sobre el impuesto a las grandes fortunas, que se trató durante la madrugada y obtuvo media sanción en Diputados, dijo: “Es un tema complicado porque si uno lo explica sin los detalles, nadie podría estar en contra porque está bien que la gente que más tiene pague más que los que menos tienen, no me parece injusto. Ahora, en los detalles es raro”.

Son 150, es un delirio. Entre enero y junio laburamos para el Estado y empezamos a ganar plata para nosotros en julio. Hace falta una reestructuración impositiva”, dijo sobre los impuestos en Argentina.

“Yo como todo el mundo cuando tengo que pagar impuestos me quiero matar porque realmente es mucha plata y no siento que la gasten bien. Ahora, eso no es un argumento para decir ‘no pago porque no la gastan bien’. Hay que pagar igual porque es nuestra manera de contribuir a la sociedad. Tenemos que luchar para que se gaste bien”, sumó.

Y continuó: “Los problemas en la Argentina son a mediano y largo plazo, por lo que a corto plazo no va a cambiar nada, lo más probable es que sea todo peor”.

“Lo mejor que nos podría pasar es que nadie nos prestara nada porque ahí habría que ver qué carajo hacemos. A lo mejor hay que bajar el gasto político, en su momento los políticos no se quisieron bajar el sueldo. En la pandemia y durante la todos los empleados del Estado siguieron cobrando, los políticos no se bajaron ni un peso y el Presidente dijo que esto no le parecía mal. Todos sufrimos económicamente ¿por qué los políticos no?”, cerró Lanata.