La segunda ola de coronavirus ya está en Argentina. En los últimos días hubo aumento drástico de contagiados, algo que también se vio reflejado en varios clubes (se detectaron casos en Independiente, Banfield, Gimnasia y Sarmiento). Es por esto que el Comité Ejecutivo de la AFA decidió que el fútbol argentino vuelva a la fase 1.

Aunque todavía no se hizo oficial, la noticia fue confirmada el presidente de Lanús, Nicolás Russo. “Ocurre en el fútbol y en la sociedad. Estamos en un momento muy difícil. Volvemos a como estábamos el 10 de agosto”, aseguró el dirigente en la puerta de la sede de la AFA en Viamonte.

Hay que tratar de no parar el fútbol de Primera División y las categorías de Ascenso. Estamos en un momento muy difícil. Cada uno desde su lugar tiene que aportar para generar las medidas. Es imposible parar el campeonato, porque no hay fechas y venimos de un año muy duro en lo económico”, agregó Russo, que se desempeña como vocal en AFA.

La vuelta a la fase 1 significa que los futbolistas deberán ir a entrenar en sus autos particulares y no se podrán bañar en los vestuarios. Además, no habrá concentraciones antes de los partidos, entre otras medidas.

Más temprano, los Ministerios de Salud y Turismo de la Nación enviaron a la AFA en la que pidieron extremar las medidas para evitar brotes en los distintos planteles. Incluso, la entidad madre del fútbol argentino publicó un comunicado en su página web en el que anunció que se “realizará inspecciones para corroborar el exhaustivo cumplimiento” de los protocolos.

El comunicado completo de la AFA:

La Asociación del Fútbol Argentino, a través de su Comité Ejecutivo, expresa su profunda preocupación en atención a la cantidad creciente de casos de Covid-19, tanto en la sociedad como en los diferentes equipos de nuestro fútbol. En consonancia con los lineamientos de la política sanitaria llevada adelante por el Gobierno Nacional, esta asociación insta a los clubes, jugadores y jugadoras, miembros de las instituciones y a toda la familia del fútbol en general, a cumplir de forma estricta con los protocolos sanitarios oportunamente aprobados.

La AFA, a partir de los próximos días, realizará inspecciones para corroborar el exhaustivo cumplimiento de todas las medidas. De no cumplirse las mismas, se elevará un informe al Tribunal de Disciplina a fin de que obre conforme su competencia.