Quedan pocos días para el regreso a clases presenciales en Argentina y sin embargo no hay un protocolo definido ni muchas certezas de cómo será la vuelta de los chicos a las aulas. Este martes Juntos por el Cambio realizó este una jornada con “clases abiertas” en diversos puntos del país para reclamar el reinicio de las actividades educativas de manera presencial en medio de la pandemia de la covid-19.

Bajo la consigna “Volvamos a la escuela”, dirigentes de los partidos que integran el frente opositor alentaron esas actividades públicas convocadas para este martes para acompañar a los alumnos, docentes y padres que piden que en el ciclo lectivo de este año se retome la modalidad presencial en todo el país.

La actividad central tuvo lugar en Buenos Aires, frente a la sede del Ministerio de Educación argentino, donde se realizó una clase abierta sobre derecho constitucional en la educación y un acto de los dirigentes del frente.

“Lo que falta en Argentina son estadistas que sepan complementar educación con salud, salud con economía, y no chantas (personas poco creíbles) que hablan y se contradicen todo el tiempo, como el presidente de la Nación y el ministro de Educación”, dijo el diputado radical Alfredo Cornejo.

Ante la irrupción de la pandemia, el año pasado las clases presenciales se suspendieron en marzo, apenas iniciado el ciclo escolar.

La modalidad de educación virtual se impuso en todo el país hasta que en julio se establecieron protocolos para el regreso a las escuelas, lo que sólo fue posible en algunas provincias y de modo temporal.

Bajo la consigna #VolvamosALaEscuela Juntos por el Cambio organizó una clase pública sobre derecho constitucional en educación y posterior conf. de prensa los presidentes partidos que integran JXC. (Foto: Clarín)Clarín

Patricia Bullrich, presidenta de Propuesta Republicana (Pro), el partido del expresidente Mauricio Macri (2015-2019), afirmó que hasta el mes pasado el presidente argentino, Alberto Fernández, se negaba a un retorno a las escuelas, hasta que “vio las encuestas” y cambió de opinión.

Bullrich aseveró que el regreso a las aulas será por tanto “improvisado” y con el riesgo de vuelta a las clases virtuales, por lo que pidió a los padres “monitorear” las escuelas para impedir que se cierren.

“Armemos un verdadero observatorio social para ver que en cada escuela del país haya realmente presencialidad, que no sea marketing”, sostuvo.

El Gobierno quiere un “regreso seguro”

El Gobierno de Fernández se ha mostrado a favor de un regreso a las clases presenciales en todo el país, aunque de un modo “cuidado”, aplicando protocolos sanitarios.

Ya está decidido que la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero y Jujuy iniciarán el próximo día 17 el año escolar, de forma presencial.

El resto de las provincias planean el inicio de las clases para marzo.

“El desafío es recuperar una presencialdad cuidada”, dijo este lunes el ministro de Educación argentino, Nicolás Trotta, en una rueda de prensa.

Patricia Bullrich en la jornada de reclamo que encabezó Cambiemos (Foto: Clarín)Clarín

Alberto Fernández encabezará el próximo viernes la reunión del Consejo Federal de Educación, de la que participarán de manera presencial los ministros de las carteras educativas de las 24 jurisdicciones del país.

Allí se definirán ajustes a los protocolos para la educación presencial.

Resistencia de los sindicatos

La vuelta a las aulas fue objeto de polémica durante semanas, debido a las divergencias entre el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y los sindicatos docentes, que querían garantizar la seguridad del personal educativo contra el contagio en el retorno a las escuelas.

A pesar de que el Ejecutivo capitalino ha insistido en que están dadas las condiciones para un regreso seguro a las escuelas, ciertos gremios mantienen su resistencia.

Ademys

La secretaria general de la Asociación Docente Admys, Mariana Scayola, aseveró este martes que los protocolos establecidos para la capital son imposibles de implementar y no descartó que su sindicato convoque a una huelga para el próximo día 17.

“No descartamos que haya medidas de fuerza porque es mentira lo que dice el Gobierno, no es una presencialidad segura”, dijo Scayola en declaraciones radiales.

Desde el inicio de la pandemia, Argentina suma 1.993.295 casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 49.566 muertes por esta enfermedad.