“Filomena”, la intensa nevada que azota a España desde este viernes, provocó caos y dejó a buena parte del país paralizado, con imágenes impresionantes de sus calles cargadas de nieve. Se trata de la peor tormenta de nieve de los últimos 50 años en el país ibérico, que ya dejó un saldo de al menos tres muertos.

Se cayeron árboles y centenares de automovilistas quedaron varados en sus vehículos, teniendo que dormir en ellos, dado que al menos 600 rutas están cortadas. En algunos casos, quedaron atrapados en sus autos y debieron ser rescatados por las fuerzas de seguridad, que montaron un operativo especial.

Los comercios tuvieron que cerrar, ya que la nieve superó en algunos barrios los dos metros de altura. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, pidió a los ciudadanos que no salgan de sus casas salvo que sea “absolutamente necesario”, a causa de una situación que calificó “muy grave”. “Continúa siendo de alto riesgo. Estamos ante un fenómeno muy complejo y crítico”, aseguró.

La capital española es una de las zonas más afectadas y está aislada. AP

Así y todo, algunos se atrevieron a salir a la calle con sus equipos de esquí y recorrieron la principal avenida comercial de Madrid, la Gran Vía, la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. Hasta hubo hasta un trineo tirado por perros, según los videos que circularon en las redes sociales.

La capital española es una de las zonas más afectadas y está aislada. El Aeropuerto Internacional de Barajas se encuentra temporalmente cerrado desde anoche. Se mantendrá así durante todo el día por “razones de seguridad”. Ayer, antes del cierre, se anularon más de 30 vuelos y otros tantos fueron obligados a aterrizar en otros destinos.

Además, están suspendidos los servicios de colectivos, trenes y de recolección de basura, por lo que solo es posible desplazarse a pie, algo muy dificultoso y peligroso debido el riesgo de desprendimientos.

Desde hoy, rigue una alerta roja en cinco regiones del centro del país.AP

En la ciudad también permanecerán cerrados los parques, las instalaciones deportivas y culturales, y los centros educativos no funcionarán hasta el lunes, según anunciaron las autoridades.

Desde este sábado, rige una alerta roja en cinco regiones del centro del país: además de Madrid, Aragón (noreste), Valencia (este), Castilla-La Mancha (centro) y Cataluña (noreste) se encuentran en igual estado.

El aeropuerto de Barajas tuvo que suspender su actividad.

Según el Ministerio del Interior español, el fenómeno dejó como saldo 50 heridos y tres personas fallecidas. “Aunque pese a las condiciones meteorológicas extremadamente difíciles el número de incidentes es relativamente limitado, tenemos que lamentar tres fallecimientos”, informó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa.

Los cuerpos de las primeras víctimas fatales de la tormenta fueron encontrados por el servicio de emergencia de Andalucía después de que un auto fuera arrastrado por un río crecido, cerca de la localidad de Fuengirola.

La agencia meteorológica nacional (AEMET) había advertido que la nevada duraría más de 24 horas en algunas regiones, por la extraña combinación de una masa de aire frío estancada sobre la Península Ibérica y la llegada de la borrasca “Filomena”, más cálida, desde el sur.

Se espera que esta tarde empeore la situación, con 20 centímetros suplementarios de nieve pronosticados. AP

Pero lo peor no llegó: se espera que esta tarde empeore la situación, con 20 centímetros suplementarios de nieve pronosticados por AEMET, y que avance hacia el noreste, donde la temperatura alcanzará los 15 grados bajo cero.

La jornada de hoy ha sido difícil, pero la de mañana (sábado) lo va a ser más”, tuiteó el alcalde de Madrid, junto con un video subido antes de medianoche.

Atlético de Madrid - Athletic Bilbao, suspendido por la intensa nevada

El partido que debían jugar este sábado el Atlético de Madrid, dirigido por el argentino Diego Simeone, ante Athletic Club de Bilbao por la 18va. fecha de La Liga española en la capital ibérica, fue suspendido a causa de un temporal de temporal de nieve.

La decisión se tomó después de que se constatarse que la nevada se intensificó en la capital de España durante la noche.

El Bilbao se tuvo que volver al País Vasco porque no pudo aterrizar en el aeropuerto madrileño de Barajas este viernes por la tarde y tampoco pudo viajar esta mañana en por las inclemencias del tiempo, indicó el diario español Mundo Deportivo.

Tampoco iba a ser fácil para el Atlético de Madrid llegar hasta el estadio porque tuvo que anular la concentración y además las rutas amanecieron con mucha nieve.

En el estadio Wanda Metropolitano esta mañana había una capa de más de 60 centímetros de nieve y aunque el césped está preparado para este tipo de eventualidades (cuenta con calefacción) está claro que la situación era complicada.

Con información de Télam, AFP, AP y EFE.