La Unión Europea habilitará un certificado digital que permitirá los viajes entre los países del continente a pesar de la pandemia por coronavirus. Estará vigente a partir del 1 de julio, aunque podría adelantarse a este miércoles.

//Mirá también: Europa: la OMS dice que es “inaceptable” la lentitud en la vacunación contra el coronavirus

El “Certificado COVID Digital de la UE” se le otorga a las personas que ya han recibido la vacuna contra le enfermedad, han dado negativo al test PCR o de antígenos, o ya han sido contagiados y ahora son inmunes. El pasaporte sanitario es gratuito y será reconocido en todo Europa.

La prueba PCR que demuestra la inmunidad tiene una vigencia de 180 días máximo, pero los países podrían optar por reducirla. Por otro lado, a pesar de que las pruebas serológicas aún no son consideradas como fiables, se reevaluará en los próximos cuatro meses.

Las vacunas aceptadas para recibir el certificado son la Pfeizer, la Moderna, la AstraZeneca y la Johnson&Johnson. También se pueden aceptar otras vacunas como la Sputnik V en Hungría, o las homologadas por la OMS, como la Sinopharm.

La playa de Ostia, Italia, a pesar del coronavirusFoto: Reuters

El certificado digital funciona a través de un código QR que posee una firma electrónica para autentificarlo, y se puede presentar con el celular o impreso en papel. Los datos no se compartirán entre países y está prohibida su retención.

//Mirá también: Coronavirus en Europa: varios países retoman la vacunación con AstraZeneca y Francia vuelve a confinarse

Si el país de origen del viajero se deterioria, deberá a avisar a los otros países de la EU con 48 horas de anticipación antes de introducir nuevas restricciones.

La reglamentación también podrá usarse para otros fines como conciertos o festivales. Los niños, que no estarán vacunados para el verano, deberán presentar el test negativo.

El certificado funcionará en 30 países incluyendo, además de los 27 de la Unión Europea, a Islandia, Noruega y Liechtenstein. Estará vigente desde el 1 de julio y por un año. Otras naciones como Suiza, Reino Unido y Estados Unidos están en conversación para ser incluidos.