Los profesionales de la salud alertan sobre la necesidad de testearse ante la aparición de cualquier síntoma de Covid-19, por más leve que este sea. Preocupados por el acecho de la variante Delta, advierten que, con el avance del plan de inmunización, es cada vez más difícil identificar las señales, que ahora son más leves por el efecto de la vacuna.

//Mirá también: Variante Delta en la Ciudad: investigan dos contagios sin antecedentes de viaje

Orlando Pelichotti | Los Andes

Arnaldo Casiró, jefe de Infectología del Hospital Álvarez, explicó en una entrevista con Clarín que, mientras los pacientes siguen tomando a la fiebre como el principal síntoma del virus, el día de hoy no es necesario contraerla para pensar en una infección. “Se puede cursar la enfermedad con dolores musculares, resfríos o goteo nasal, sin presentar fiebre”, sostiene.

El principal temor es que un gran porcentaje (que no se puede cuantificar) de aquellos pacientes que se automedican y no se testean pueda tener Covid. Al no hisoparse, siguen contagiando en sus casas o en otros ámbitos porque la cadena epidemiológica nos se rompe. El virus continúa circulando”, alerta el experto.

En cuanto a la nueva variante, que es un 60% más contagiosa que la anterior, el cuadro sintomático consiste de fuertes dolores de cabeza, secreciones nasales y resfríos. Por otro lado, la fiebre, la tos y la pérdida del olfato y del gusto ya no son tan comunes y su ausencia no sirve para descartar un contagio.

//Mirá también: En Provincia de Buenos Aires vacunarán a adolescentes con comorbilidades desde el martes

Gisela Gianetti. médica investigadora clínica en Mautalen y responsable a cargo del ensayo de la vacuna vegetal del laboratorio Medicago, habla de “dos situaciones extremas”. En su discurso, separa a las personas que atraviesan la enfermedad e ignoran o minimizan las señales, de las que realizan una consulta médica ante la aparición del primer síntoma.

No hay que esperar a tener fiebre para consultar. Los síntomas hoy son menos notorios. Cualquiera puede tener una cefalea o un resfriado común. Por más pequeño que sea el síntoma, el diagnóstico no debe quedar librado a criterio personal sino que se requiere de una evaluación integral médica”, explica.

Por qué la gente confunde al Covid con un resfrío

Javier Parodi, médico clínico, indica que el Covid “suele asociarse con fiebre y dificultad respiratoria” pero aclara que, a medida que el plan de vacunación a avanza, los cuadros comienzan a ser más leves y los pacientes empiezan a confundirlos con los de la gripe. “Deberían hacerse un hisopado para descartar que sea Covid y evitar la circulación del virus”, alerta.

Alejandro Andersson, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, advierte que “el Covid no es el mismo” y sostiene que todas las personas que presenten síntomas compatibles con el virus deben someterse a un testeo.

El dolor de cabeza y la secreción nasal son ahora dos de los principales indicadores de una infección por la variante Delta, especialmente entre los jóvenes y quienes están parcialmente vacunados. Los síntomas que previamente conocimos vienen cambiando a medida que se va modificando el virus”, afirma.

El consejo de los expertos

Todos los profesionales insisten en la necesidad urgente de realizarse un testeo ante cualquier síntoma del cuadro, para descartar la presencia del virus y evitar cuanto antes su circulación. “Esa posibilidad sólo se descarta con un hisopado negativo”, explica Casiró.

Además, aclara: “Con síntomas se debe ir a las UFUs (Unidades Febriles de Urgencia) o a un operativo Detectar porque en esos lugares se practica tanto el antígeno como el PCR”.

Por otro lado, Gianetti remarca que es importante mantener las medidas de higiene, como el uso del barbijo y el distanciamiento, ya que son “las únicas herramientas que demostraron ser efectivas para luchar contra el Covid, mientras se avanza con el plan de inoculación”.

Castillo Pedro | 51

También, Parodi señala que según los informes de distintos países del mundo sobre la variante Delta, es fundamental completar el esquema de vacunación.

El hecho de que tan solo el 14% de la población haya recibido la segunda dosis me preocupa porque no sabemos qué efectos puede generar esta nueva variante en pacientes que tengan un solo pinchazo”, confiesa.