En las últimas semanas hubo ciertos cuestionamientos a la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca debido a efectos adversos. De hecho, varios países europeos habían suspendido su aplicación. Sin embargo, se volvió a utilizar y este martes España anunció que ampliará su uso a los mayores de 65 años cuando se trate de trabajadores esenciales, luego de recientes informes científicos que avalaron su eficacia y seguridad.

“Respecto a la vacuna de AstraZeneca, teniendo en cuenta la nueva evidencia científica y la ficha técnica autorizada, se amplía el límite de edad”, indicó el Ministerio de Salud de ese país en un comunicado.

Hasta el momento, el uso de esa vacuna estaba limitado a las personas de entre 55 y 65 años. Pero ahora, podrán recibir ese inmunizante también “los grupos de población priorizados por su actividad esencial, como personal sanitario y sociosanitario que no es de primera línea, y trabajadores de instituciones sanitarias y colectivos en activo con una función esencial en la sociedad, como los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o docentes”.

Así, podrá recibir esa vacuna la población general de entre 55 y 65 años y los trabajadores esenciales mayores de 65 años que continúen en actividad.

Vacunación en España

La semana pasada, España anunció que reanudaba la vacunación de las personas de entre 55 y 65 años tras haber suspendido su uso, por precaución, el 15 de marzo, luego de que se detectaran casos graves aislados de coágulos sanguíneos en personas que se habían vacunado con el inmunizante anglosueco.

Días después, y siguiendo las recomendaciones de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que calificó el producto como “seguro y eficaz”, España y otros países europeos retomaron las campañas de vacunación con AstraZeneca.

Vacuna AstraZeneca.

Por otro lado, las autoridades sanitarias españolas indicaron que la vacuna Janssen del gigante farmacéutico estadounidense Johnson & Johnson, cuando esté disponible, podrá utilizarse en personas de entre 66 y 79 años, como las otras vacunas basadas en la tecnología del ARNm (Pfizer y Moderna).

Hasta el momento, España vacunó a un poco más del 5,5% (2,6 millones) de sus 47 millones de habitantes con las dos dosis, y administró más de 7,7 millones de dosis en total. Se trata de uno de los países europeos más castigados por la pandemia de coronavirus, que causó allí más de 75.300 muertes.

Con información de AFP.