La tensión interna entre los radicales y sus aliados electorales con el PRO y la Coalición Cívica sigue escalando cuando faltan seis semanas para las elecciones primarias, en lo que parece haberse convertido una diputa anticipada sobre quienes serán protagonistas en las presidenciales de 2023.

//Mirá también: Gerardo Morales: “Horacio Rodríguez Larreta es el responsable de los ataques a Facundo Manes”

Primero fue el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien salió a cuestionar al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y ahora se sumó la flamante aliada electoral del radicalismo bonaerense, Margarita Stolbizer, quien también habló del dirigente porteño que sueña con ser el candidato presidencial de Juntos por el Cambio en dos años.

Sobre estos cruces por ahora hubo silencio en otros dirigentes de peso como el presidente del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, y el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados y precandidato a senador por Córdoba, Mario Negri. Morales ya le reclamó al mendocino que salga a defender a Manes.

Stolbizer, quien es precandidata a diputada nacional por la lista Dar el Paso que lidera el neurocientífico Facundo Manes, consideró que la aparición del médico “incomoda a muchos” dado que “es disruptivo y pone en duda la idea presidencial de (Horacio) Rodríguez Larreta”.

La presidenta del GEN se diferenció de Morales al afirmar que para ella no existe una campaña de desprestigio contra Manes que haya sido montada por el PRO porteño. Pero admitió que “una buena performance de Manes” podría llevar a posicionarlo como un dirigente competitivo al que Juntos por el Cambio debería tener en cuenta para 2023.

La dirigente puso un manto de sospecha sobre el financiamiento que tendrá la campaña electoral de Diego Santilli, quien es impulsado por Rodríguez Larreta. “Es lo que piensa toda la gente”, dijo sobre la posibilidad de que se destinen recursos públicos del Estado porteño para gastar en propaganda proselitista.

“Algunos que se creían que eran los dueños exclusivos de la campaña ahora tienen que compartir el centro de la escena”, dijo la dirigente bonaerense al ser consultada sobre el enojo que hay en el PRO y la Coalición Cívica con el neurocientífico que había trabajado como asesor externo en la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal.

Santilli y Morales, antagónicos

“Sí, por supuesto”, respondió Santilli cuando le consultaron ayer por las tensiones internas y por si Juntos por el Cambio continuará unido después de las elecciones primarias. Y agregó: “Todas estas tensiones, lo único que hacen, es lastimar a la gente”.

Morales volvió a hablar ayer, después de las explosivas declaraciones del jueves, y apuntó una vez más contra Rodríguez Larreta, porque “se cree el dueño de Juntos por el Cambio” y empuja a la coalición a un “desgaste” que pone en riesgo su integridad, no sólo ahora sino también para después de las elecciones legislativas.

El gobernador de Jujuy había sido uno de los primeros dirigentes radicales en despegarse del macrismo tras el final del gobierno de Mauricio Macri. Y en el PRO lo miran con desconfianza, porque ha mantenido una estrecha relación con el actual jefe de Estado y además presidente del PJ Nacional, Alberto Fernández.

Vidal, quien es precandidata a diputada nacional del espacio en la Ciudad de Buenos Aires, hizo una recorrida por el barrio de Recoleta acompañada de la referente nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien, de esta manera, se sumó a la campaña de la exgobernadora bonaerense rumbo a las PASO del 12 de septiembre.

Decidida a ponerle cuerpo a la lista de Juntos Podemos Más, que encabeza Vidal, Carrió participará de las recorridas habituales que la exmandataria y los otros precandidatos de la nómina realizarán camino a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) por los distintos barrios de la Ciudad.

Tras varios días de dardos cruzados con el radicalismo, ni Vidal ni Carrió emitieron ayer una opinión sobre Manes. También participaron de la actividad el presidente de la Coalición Cívica y diputado nacional, Maximiliano Ferraro y el dirigente Santiago Cantón. Entre ellos reinó el silencio respecto de Manes y los cruces.

Bullrich festeja el crecimiento del PRO

Un hecho que marcó la agenda fue una decisión que tomó la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. Ella está a cargo de la redacción de un documento que sería firmado por todas las facciones de Juntos por el Cambio para que no haya hostilidad interna antes de las primarias. Pensaba presentarlo el lunes 2 de agosto, pero decidió posponerlo para el 9.

Básicamente, no hay acuerdo entre las distintas facciones del espacio sobre la redacción realizada hasta el momento. El PRO, que ejerció el poder durante la presidencia de Macri mientras la UCR reclamaba que la escucharan para la toma de decisiones, busca que en las internas no se saquen “facturas” que pudieran generar fisuras irremediables.

Sin hacer referencia a los cruces con la UCR, Bullrich publicó una carta en la que celebró que el PRO haya logrado “más participación” en las listas de Juntos por el Cambio en “todo el país”, porque eso permite tener un partido “más fuerte”. Así, respaldó la estrategia de Rodríguez Larreta que había sido fustigada por Morales, por intentar “fracturar a la UCR”.

En el oficialismo miran con atención esta interna. Ayer, el diputado nacional del Frente de Todos (FDT) y precandidato a renovar su banca, Leopoldo Moreau, aseguró que Juntos por el Cambio “atraviesa un proceso de descomposición muy fuerte”. Y vaticinó que esto podría terminar en una ruptura.

“Si el Gobierno de (Mauricio) Macri fue tan malo y ninguno quiere quedar pegado con esa gestión, ¿por qué el radicalismo sigue en Cambiemos? Sigue habiendo una enorme confusión y no se desprenden porque, si dieran ese paso, ese bloque de poder los castigaría muy duramente”, dijo el legislador kirchnerista.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.