El papa Francisco se encuentra totalmente recuperado de la cirugía de colon a la que se sometió el pasado 4 de julio. A las pocas semanas retomó con sus tareas habituales y recientemente estuvo de gira por Budapest y Eslovaquia. Sin embargo, este martes reveló que dentro del Vaticano algunos lo “querían muerto” y que mientras se operaba algunos religiosos “preparaban el cónclave” para elegir a su sucesor.

//Mira también: El papa Francisco aseguró: “Nunca se me pasó por la cabeza renunciar”

“Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto”, expresó en diálogo con jesuitas eslovacos cuando estuvo en Bratislava. La información fue publicada por “La Civiltà Cattolica”, la revista que difunde las actividades del Papa durante sus viajes.

El Papa Francisco habló este miércoles de la esclavitud que aún existe entre las mujeres.

Luego, sostuvo: “Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave”. Sobre los rumores de una posible dimisión por su problema de salud, aseguró que “nunca” se le “pasó por la cabeza” renunciar.

En la operación a la que se sometió el Sumo Pontífice le extrajeron 33 centímetros de intestino, para tratar una diverticulitis. Estuvo luego 10 días internado antes de regresar al Vaticano y luego inició una recuperación en su residencia de Casa Santa Marta