Nasser Al-Attiyah ganó este jueves con su Toyota Hilux la undécima y anteúltima etapa del rally Dakar 2021. En sus últimos intentos por alcanzar la cima, el catarí doblegó al francés Stéphane Peterhansel (X-Raid Mini JCW) por 1 minuto y 56 segundos.

Sin embargo, Peterhansel acumula una importante ventaja en la general y este viernes afrontará la última etapa como líder de la categoría de Coches, con 15 minutos y 5 segundos de margen sobre el catarí de Toyota Gazoo Racing.

Aunque se trata de un margen bastante cómodo, ‘Monsieur Dakar’ tendrá que extremar la prudencia durante los 225 kilómetros de especial que lo separan de la victoria final, en Yeda. Ese pulso entre el francés y el catarí centrará la atención en la categorías de coches en el cierre de la edición número 43 del Rally Dakar. Si Peterhansel alcanza la victoria, será la número 14 de su historial en la odisea del deporte motor, sobre 31 participaciones.

Peterhansel va camino a lograr su 14ta victoria en el rally Dakar.

Al-Attiyah lamentó que el buen rendimiento de su Toyota Hilux no se vea reflejado en la general. ”Estoy contento de haber llegado al día 11 del Dakar sin ningún problema mecánico, pero, al igual que el año pasado, estamos sufriendo con las ruedas. Hemos tenido muchos pinchazos, 16. Si eso lo multiplicás por minuto y medio, es mucho tiempo perdido”, analizó. Al-Attiyah no tira la toalla, aunque sabe que solo le queda una oportunidad para poder ser campeón en Yeda. “Veremos qué pasa mañana”, dijo pensando en la última especial.

Por su parte, el español Carlos Sainz (X-Raid Mini JCW), campeón en 2010, 2018 y 2020, iniciará la última especial a 1 hora, 4 minutos y 14 segundos de su compañero de equipo, al que probablemente entregará la corona, salvo que se produzca algún inconveniente, ya sea mecánico o de navegación, lo que daría una última esperanza a Al-Attiyah.

En Motos, el argentino Kevin Benavides amplió de manera contundente su ventaja en la cima de la clasificación general, fundamentalmente por su propio accionar pero también por errores de orientación de su compañero de equipo Ricky Brabec, ganador el año pasado.

Kevin Benavides podría dar a Argentina una histórica victoria en Motos en esta 43a edición del Dakar.Honda | Honda HRC

El salteño, que fue tercero en el parcial, detrás del ganador Sam Sunderland (KTM) y del chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), logró hacer un colchón de 4 minutos y 12 segundos en la punta de la general, en la que ahora tiene como escolta a Sunderland. Tercero en el acumulado de tiempos es Brabec, que cayó a esa posición después de haber quedado ayer a un minuto del argentino.

”Hoy creo que hemos sacado una buena etapa adelante. Veremos qué es lo que pasa mañana”, dijo Banvides. El argentino aseguró que este jueves fue “un día duro, muy largo”. Y detalló: ”Traté de imprimir el mejor ritmo posible. Partí tercero y después alcancé a mis compañeros. Me puse adelante, a abrir durante más de 200 kilómetros. Con Ricky (Brabec, defensor del título), fuimos juntos en la parte de dunas. No fue fácil. Abriendo la ruta en estos terrenos se pierde mucho tiempo”, analizó.

Benavides lamentó asimismo el “grave error” de su compañero de equipo, el español Joan Barreda, fuera de carrera tras quedarse sin combustible al saltarse un punto de repostaje.

En Cuatriciclos, el argentino Manuel Andújar dio un paso más hacia su posible primer triunfo en la categoría. El bonaerense de Lobos escoltó hoy al chileno Enrico Giovanni por 1 minuto y 29 segundos, mientras que en la general se mantiene en la cima, con 25 minutos y 35 segundos sobre el trasandino.

Manuel Andújar, otro argentino con grandes chances de consagrarse mañana como vencedor del Dakar.

Otro argentino, Pablo Copetti, también podría finalizar en el podio mañana. El piloto nacido en Córdoba y que compite en esta edición con licencia estadounidense fue tercero en la etapa y la misma posición ocupa en el global, aunque a más de 3 horas de Andújar. A la vez, Copetti, quien durante la mayor parte de su vida vivió en la Patagonia, dispone de más de 3 horas sobre el cuarto, el polaco Kamil Wisniewski.

Mañana, el último segmento de la carrera más extrema del mundo unirá las ciudades de Yanbu y Yeda, con un itinerario de 452 kilómetros, de los cuales 225 integrarán la sección selectiva o especial cronometrada.