La vicepresidenta Cristina Kirchner se refirió al proceso de renegociación que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán, y manifestó que la Argentina no puede pagar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Eso llevó a que los bonos argentinos en Wall Street cayeran.

En la Bolsa de Nueva York, los papeles de compañías locales que cotizan en Wall Street bajaron por encima del 7%. En tanto, el Riesgo País elaborado por el banco JP Morgan subió 0,8%, hasta los 1535 puntos básicos.

Los ADRs continuaron en baja, tal como sucedió en la jornada anterior. Pero los papeles del sector bancario fueron los de mayor retroceso, ya que el Supervielle cedió -7,3%; el Macro, -3,6%; el BBVA, -3,1%, y el Grupo Financiero Galicia, -2,9%.

Asimismo, también cayeron los ADRs de Despegar, un -6,1%; los de Mercado Libre, un -4,1%, y los de Cresud, un -3,8%.

Mientras Cristina hacía pública su posición sobre la deuda, el presidente Alberto Fernández mantenía una reunión virtual con el titular del Banco Mundial, David Malpass, en la que se comprometía a que la Argentina honrará sus deudas, teniendo en cuenta que el respaldo de ese organismo es fundamental para la negociación con el FMI.

Por su parte, Guzmán se había reunido con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, con quien se busca llegar a un acuerdo por la deuda de 44.000 millones de dólares, con la idea de convenir un cierre para después de las elecciones y no pagar el costo político.