En el marco de la lucha contra la pandemia de coronavirus y mientras avanza la campaña de vacunación en todo el mundo, se conoció un nuevo tratamiento con anticuerpos que reducen el riego de muerte de pacientes con COVID-19 grave.

// Mirá también: Coronavirus: los casos en todo el mundo bajaron 12% en la última semana

Según el ensayo clínico británico Recovery, los anticuerpos de síntesis de Regeneron pueden reducir riesgo de mortalidad en pacientes hospitalizados en estado grave.

Nuevo tratamiento con anticuerpos reduce el riesgo de muerte en pacientes graves

Este tratamiento “reduce el riesgo de mortalidad cuando se da a pacientes hospitalizados con una forma grave de coronavirus y cuyo organismo no ha desarrollado naturalmente sus propios anticuerpos”, señalaron los responsables de este ensayo.

La prueba también detectó que esta terapia hace decrecer al mismo tiempo las probabilidades de que esos enfermos de coronavirus en estado grave necesitaran un ventilador, así como la duración de su estancia hospitalaria.

El ensayo fue realizado entre el 18 de septiembre de 2020 y el pasado 22 de mayo, con 9.785 personas afectadas con el virus hospitalizadas, que con la combinación de (los anticuerpos denominados casirivimab e imdevimab, conocidos como) REGEN-COV, además de los cuidados médicos habituales, se redujo el riesgo mortal en una quinta parte entre los pacientes ingresados con coronavirus que no han generado anticuerpos al virus por sí mismos.

Los investigadores también pudieron observar que ese fármaco no provocó ningún efecto en aquellos que sí han obtenido anticuerpos.

//Mirá también: Afirman que la vacuna Sputnik V continúa bajo estudio y que no se sabe cuándo será aprobada

Estudian anticuerpos de Covid-19Mariana Villa | Los Andes

“Lo que hemos encontrado entre estos pacientes que fueron seronegativos, que no han generado anticuerpos por sí mismos, es que si les administrabas esta combinación de dos anticuerpos con infusión intravenosa, la mortalidad se reducía en una quinta parte”, remarcó Martin Landray, profesor de medicina y epidemiología de la Universidad de Oxford e investigador en este ensayo.

Agregó que “en lugar de que un 30% muriera, murió un 24%. Dicho de forma diferente, por cada 100 pacientes que recibieron la infusión intravenosa, salvaríamos seis vidas”.

“Cogemos un grupo de personas, están enfermas, son hospitalizadas, tienen covid-19, no hay anticuerpos por sí mismos; esto reducirá sus probabilidades de morir, acortará su estancia hospitalaria y reducirá las probabilidades de necesitar un ventilador”, puntualizaron.

El profesor Stephen Powis, director médico nacional del organismo público sanitario NHS England comentó que “estos alentadores resultados” sugirieron “una nueva opción de tratamiento para ayudar a salvar la vida de algunos pacientes hospitalizados con covid-19”.

Con información de AFP y EFE.