Tras el primer día del ciclo escolar 2021 en Chile y en medio de la tensión por la vuelta gradual a la presencialidad, dos colegios de la Región Metropolitana de Santiago fueron decretados este martes en cuarentena preventiva por 14 días, luego que se detectaran dos casos positivos por coronavirus de funcionarios.

Las escuelas afectadas son el Colegio Alto del Maipo, de la comuna de Isla de Maipo, y el Instituto de Humanidades Luis Campino, en la céntrica Providencia, ambos en la capital chilena.

En el primero de los establecimientos, se aclaró que el funcionario contagiado no se presentó en la institución desde el pasado 24 de febrero, por lo que se descarta que haya tenido contacto con los 54 estudiantes que asistieron presencialmente el lunes.

Sin embargo, las autoridades decidieron suspender las actividades de forma preventiva hasta el lunes 15 próximo.

Entre tanto, en el Instituto Luis Campino también estableció una cuarentena preventiva por los próximos 14 días y el retorno a clases se haría recién el martes 16 de marzo, “siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan”, según indicaron sus autoridades a través de un comunicado

“Tras contactarse con las autoridades de Ministerio de Salud y Ministerio de Educación y de acuerdo con los protocolos definidos por el Instituto, se ha decidido suspender toda actividad presencial”, explicaron.

Tras conocerse estas decisiones, el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz, redobló sus críticas a la vuelta a clases de forma presencial, medida a la que se opone desde hace semanas y por la que choca públicamente con el presidente, Sebastián Piñera.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera. (DPA)

“Esto es como una crónica de una muerte anunciada, lo dijimos en su momento, nos parece gravísimo esto que está llevando adelante el Gobierno, tratando de dar una lógica de normalidad”, dijo Díaz al canal 24 horas.

Pese a que los trabajadores de la educación están recibiendo dosis de vacunas Pfizer y Sinovac contra el coronavirus desde hace dos semanas, Díaz señaló que los docentes están preocupados.

“Nos preocupa de sobremanera y creemos que el Gobierno debiera preocuparse más por la protección efectiva y real de los niños y jóvenes”, aseguró y advirtió que “no hay condiciones” para la vuelta presencial a clases “en marzo y habría que ver de abril en adelante”.

Hasta el lunes, el Ministerio de Salud reportó más de 830.000 casos confirmados de coronavirus y más de 20.600 muertes asociadas a la enfermedad.