Desapareció un adolescente de 17 años que se arrojó a un arroyo en la madrugada de este sábado en el barrio privado Santa Catalina de la localidad bonaerense de Tigre y es intensamente buscado en un operativo que incluye a más de 100 efectivos, según informaron fuentes policiales y municipales.

El joven, identificado como Gian Mazzuchelli, fue visto pasadas las 4 de la mañana del sábado por un vigilante del barrio privado San Benito, quien afirmó haber observado a una persona arrojarse al arroyo que conecta con el barrio Santa Catalina, que luego perdió de vista.

La identidad del joven pudo conocerse a partir del registro de las cámaras de seguridad internas del barrio. “Estamos trabajando de forma conjunta el municipio, la policía de la provincia de Buenos Aires, bomberos de Benavidez y Don Torcuato, y la Prefectura Naval Argentina”, afirmaron desde la municipalidad de Tigre.

El padre del menor, Felipe Mazzuchelli, manifestó que la última vez que vio a su hijo fue en la cena del viernes. La policía halló el celular del joven a orillas del arroyo y el caso es investigado por la UFI Benavídez.

La identidad del joven pudo conocerse a partir del registro de las cámaras de seguridad internas del barrio.

Victoria, exnovia del joven desaparecido, relató en diálogo con el canal TN que Mazzuchelli salió de la casa a las 3:38 de la madrugada y comió con los papás. “No fue a una fiesta, como dicen”, explicó.

Pasaron cuatro horas desde que Gian desapareció y a las 8 de la mañana decidieron buscarlo”, sostuvo, y contó que el joven fue caminando hacia el río que está abierto.

“No es una laguna artificial. Es súper peligroso, no está cercado ni vigilado. En el barrio de enfrente, que está pegado (a Santa Catalina), había un guardia que estaba de turno y escuchó como Gian se cayó al agua. Nadie fue a ayudarlo, ni del barrio Santa Catalina ni del barrio de enfrente. Pensaron que era un chorro”, expresó.

Asimismo, la joven dijo que “los guardias tenían que estar mirando las cámaras de seguridad pero nadie estuvo vigilando lo que pasaba”. “Nadie se hizo cargo de eso”, concluyó.