Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo, registró en las últimas 24 horas 592 nuevas muertes por la covid-19, superó los 217.000 fallecimientos y alcanzó su mayor promedio de pérdidas mortales diarias en los últimos cinco meses, informó este domingo el Gobierno.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, el promedio de muertes en Brasil en los últimos 14 días se ubicó este domingo en 995 diarias, bordeando el millar por día y la mayor media desde la registrada el 18 de agosto (1.000 fallecimientos diarios), cuando el país aún estaba en el ápice de la primera ola de la pandemia.

De acuerdo con la cartera de Salud, Brasil también registró en las últimas 24 horas 28.322 nuevos contagios, con lo que superó los 8,84 millones de casos.

El gigante latinoamericano, que desde diciembre enfrenta una segunda ola de la pandemia, acumula 217.037 muertes y 8.844.557 contagios desde el primer caso registrado por el país el 26 de febrero del año pasado y el primer fallecimiento el 12 de marzo.

Brasil es el país más afectado por el coronavirus en Sudamérica. (EFE)

Tales cifras confirman a Brasil como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes en el mundo por covid-19 después de Estados Unidos y el tercero con más casos después de la nación norteamericana e India.

Las cifras de muertes y contagios este domingo, sin embargo, fueron muy inferiores a las que se venían registrado en los últimos días, lo que fue atribuido al menor número de funcionarios procesando los datos los fines de semana.

Antes de que las muertes cayeran a 592 este domingo, el país encadenó cinco días seguidos con más de un millar de muertos por día: 1.192 el martes, 1.340 el miércoles, 1.316 el jueves, 1.096 el viernes y 1.202 el sábado.

De la misma forma, antes de que los contagios bajaran este domingo a los 28.322, el país encadenó cinco días seguidos con más de 55.000 casos diarios. El sábado fueron 62.664 contagios.

Pese al inicio de la vacunación, las protestas contra el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, por su cuestionada gestión frente a la pandemia prosiguieron este domingo.

Dos importantes grupos que reúnen a militantes de centroderecha en Brasil organizaron hoy caravanas de automóviles en Sao Paulo y Río de Janeiro para pedir que el líder ultraderechista sea sometido a un juicio político destituyente por sus omisiones ante la covid-19.