El invierno más crudo llegó para Brasil: el país enfrenta una ola de frio con temperaturas por debajo de los ocho grados bajo cero. Además hubo fuertes nevadas en más de 50 ciudades de los estados sureños de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná.

//Mirá también: ¿Cómo calefaccionar la casa para cuidarse del frío en esta ola polar?

Entre el miércoles y la madrugada de este jueves, cayó nieve y lluvia congelada en 48 ciudades del estado de Rio Grande do Sul, fronterizo con Uruguay y Argentina, informó la empresa de meteorología Climatempo.

Las ciudades en las que nevó más copiosamente fueron Gramado y Canela, donde calles y árboles se cubrieron de blanco para regocijo de los turistas que visitan esa zona en esta época del año.

En Sao Francisco de Paula, también Rio Grande do Sul, cayó nieve con relativa intensidad durante media hora el miércoles a la noche, a la vez que soplaron ráfagas de viento de 80 km/h según MetSul, agencia de clima de la región sur.

La ciudad de Bom Jardim da Serra, en Santa Catarina, registró una temperatura de 8,6 grados bajo cero este jueves a la mañana cuando en Florianópolis, la capital del estado, la temperatura era de 4 grados.

El miércoles nevó o hubo lluvias congeladas en tres ciudades catarinenses y en tres de Paraná, donde se espera que la ola de frío continúe este jueves.

La ola de frío también golpea a San Pablo, en la región sudeste, donde algunas estaciones de metro fueron acondicionadas para recibir por la noche a personas en situación de calle.

Con información de ANSA.