Los jugadores de Boca ya están en Argentina, luego de pasar horas de terror, tanto desde lo futbolístico como desde lo humano, ahora deberán cumplir con siete días de aislamiento, según lo dispuesto por el Ministerio de Salud.

//Mirá también: Copa Libertadores: con otro VAR polémico, Boca perdió con Atlético Mineiro por penales

Los jugadores de Boca se enteraron de la obligación de aislarse una vez que aterrizaron en Ezeiza, alrededor de las 18.30. Allí mismo los jugadores fueron hisopados (todos los resultados fueron negativos) y, con un notorio malhumor por la medida, se trasladaron al Hotel Intercontinental, su lugar habitual de concentración, donde quedarán aislados durante siete días.

Tras el partido de vuelta por los octavos de final de la Copa Libertadores, en el que quedó eliminado por penales frente al Atlético Mineiro, los dos micros que transportaron a la delegación se estacionaron frente a la comisaría, donde debían presentarse los imputados por los incidentes que tuvieron lugar en la noche del martes.

Para no romper la burbuja sanitaria, los jugadores se quedaron dentro de los vehículos durante 12 horas, sumando a las sensaciones diversas por lo acontecido un pésimo descanso para los profesionales. Por tal motivo, se baraja la posibilidad de que se pida la suspensión del partido del sábado frente a Banfield. Dicho encuentro corresponde a la segunda fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LFP).

Si la LPF rechaza la solicitud, Boca deberá presentar un equipo integrado por jugadores de Reserva y Cuarta división.

Según la caratula de la acusación, los imputados por los incidentes del martes se dividen en dos grupos: por un lado, Carlos Zambrano, Diego González, Marcos Rojo y Raúl Cascini, a quienes se les aplicó una causa por agresión; por otro, Sebastián Villa, Cristian Pavón y Norberto Briasco, quienes están señalados por “dañar el patrimonio”.

Luego de que realizar las declaraciones del caso, y para levantar su detención, a cada uno se le cursó una multa que ronda los 9 mil reales (alrededor de 1800 dólares). Todos declararon desde arriba del micro oficial. De haber descendido, rompían la burbuja y debían realizar una cuarentena obligatorio de siete días, según establece el protocolo del ministerio de Salud de la Nación.

//Mirá también: El Ministerio de Salud evalúa si Boca rompió la burbuja sanitaria en Brasil

Si se impone un aislamiento obligatorio a los jugadores, los afectados no podrán jugar el sábado (de realizarse el partido) como tampoco el martes con San Lorenzo, por la 3° fecha de la Liga Profesional.

Los micros que llegaron a la comisaria de Belo Horizonte a las 00:15 de este miércoles, recién pudieron retirarse a las 12:10 luego, tras las declaraciones que parecían volverse interminables y de la instrumentación de la fianza que se les estableció.

Qué dice el comunicado del Ministerio de Salud

“En virtud de las previsiones vigentes para delegaciones deportivas en eventos internacionales y en su caso, hacer las prácticas correspondientes en modalidad burbuja, sin intervención ni interacción con terceros, como así también en dicha locación deben someterse a las evaluaciones del equipo médico para su seguimiento”, dice la resolución firmada por autoridades del Ministerio de Salud.

“Se reitera que en dicho aislamiento el club, será quien deba responder por el control médico de los integrantes del plantel de futbol, realizando el test PCR del día siete, evitando traslados o circulación con terceros o cualquier otra actividad social. Todo ello, para garantizar una burbuja, que supere cualquier posible desvió”, agrega.

“En el supuesto de verificarse un caso positivo, al momento del testeo del ingreso, el mismo deberán aislarse en el dispositivo previsto a esos fines por la autoridad sanitaria nacional y los contactos estrechos en el lugar dispuesto por el club, sometiéndose también la situación que se presente a la evaluación epidemiológica respectiva, con la intervención de la autoridad sanitaria competente”, cierra el comunicado.