“Para el 31 de diciembre me imagino una Argentina toda vacunada”, comentó este sábado Santiago Cafiero, jefe de Gabinete. Pero sus dichos están relacionados con el plan que fue armando el Gobierno en las últimas horas.

//Mirá también: Alberto Fernández encabezará una ceremonia para homenajear a los muertos por coronavirus

Además del contrato por 24 millones de dosis con la china Sinopharm, el Ministerio de Salud se encuentra trabajando en la posibilidad de completar la vacunación de quienes hayan recibido una dosis de la Sputnik V con unidades de CanSino y AstraZeneca; aunque primero se realizarían pruebas en voluntarios.

El Gobierno persigue el objetivo de concretar el 50% del plan de inmunización el próximo mes.

Se acelera el plan de vacunación (Foto: La Voz)José Hernandez | La Voz

Teniendo en cuenta el faltante de segundas dosis de la vacuna rusa, se está analizando de manera efectiva avanzar en un estudio con un grupo reducido de voluntarios para complementar su inoculación con la chino-canadiense CanSino. Con este laboratorio, ya se firmó un convenio por 5.400.000 de dosis.

Sin embargo, según trascendió, no sería la única opción para completar la inmunización. “Podría hacerse con 300, 400 personas. También se combinaría con Oxford-AstraZeneca, y se evaluará seguridad y eficacia”, señaló un inmunólogo consultado por TN, aunque la información no fue confirmada por la autoridades nacionales.

De todos modos, la práctica debería ser aprobada por la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Siguen llegando dosis

Con el arribo de un avión procedente de Miami, se sumaron 1.181.500 de dosis de AstraZeneca. Así, la Argentina ya recibió 24.997.645 vacunas desde el inicio del plan de inmunización. Asimismo, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció un nuevo contrato con Sinopharm por 24 millones de vacunas. Se prevé que las primeras partidas lleguen en julio.

En este momento, la preocupación oficial está relacionada con retrasar la llegada de la variante Delta y profundizar la campaña de vacunación.

Vizzotti y Cafiero recibiendo una partida de vacunas de AstraZeneca. (Foto: Presidencia)Presidencia

Así, también comenzó a acelerarse el flujo de envíos del suero desarrollado por la Universidad de Oxford y el laboratorio anglo-sueco. Este era, hasta ahora, el principal contrato firmado por Argentina, con 22,4 millones de dosis en total.

//Mirá también: Coronavirus: se habría propagado dos meses antes del caso de Wuhan

Sin embargo, otro de los escollos principales a resolver es la compensar la escasez de segunda dosis de Sputnik V. Hasta el momento, el país recibió 9.415.745 unidades de la vacuna rusa: 7.875.585 son del componente 1 y 1.540.160 del componente 2. Es decir: 6.335.425 argentinos aún no tiene asegurada su inmunización completa. Según Cafiero, 400 mil están sobre el filo de los 90 días como plazo máximo aconsejable para recibir la segunda aplicación. Por su lado, el lapso entre dosis sugerido por el Instituto Gamaleya es de 21 días.