Este miércoles a la madrugada un automóvil irrumpió en la zona de seguridad de la Cancillería alemana hasta llegar a la valla que da acceso al edificio, donde se detuvo. Las primeras informaciones indican que se trató de un acto de protesta, ya que el auto tenía pintadas en contra de la globalización.

Un auto irrumpió en la sede de la cancillería alemana (Foto: Twitter @SputnikMundo)Twitter @SputnikMundo

El vehículo era conducido por un hombre que fue de inmediato detenido por los servicios de seguridad, mientras se investigan sus motivaciones para la irrupción, informó EFE.

Ocurrió mientras en el interior de la sede gubernamental se celebraba un Consejo de Ministros, al que seguirá la reunión entre la canciller Angela Merkel y los líderes regionales, en la que se espera se prolonguen las restricciones por la pandemia, que registró en el país un nuevo récord de muertes diarias, con 18.633.

Según el canal de televisión NTV, el automóvil, con matrícula de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país), no fue dañado, como se puede ver en las imágenes de después del incidente.

En el coche, de color negro, se podían leer las consignas estampadas con pintura blanca: “Malditos asesinos de niños y ancianos” y “Detened la política de globalización”.

De acuerdo con las primeras informaciones, el automóvil se dirigió intencionadamente contra la valla de seguridad de la Cancillería, zona cortada al tráfico rodado y solo accesible a medios de comunicación y delegaciones oficiales.

Un auto irrumpió en la sede de la cancillería alemana (Foto: Twitter @SputnikMundo)Twitter @SputnikMundo