El presidente Alberto Fernández celebró esta madrugada la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo al sostener que, con esta norma, “hoy somos una sociedad mejor, que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública”, y se recupera “el valor de la palabra empeñada”.

El aborto seguro, legal y gratuito es ley”, tuiteó el mandatario al pronunciarse sobre la flamante legalización del aborto, aprobada por parte del Senado.

En ese marco, el Presidente recordó que a ello se había comprometido en la campaña electoral.

Hoy somos una sociedad mejor que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública. Recuperar el valor de la palabra empeñada. Compromiso de la política”, destacó desde su cuenta de Twitter.

“Una nación más feminista”

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, también celebró la aprobación de la ley por la que se legaliza el aborto en Argentina.

El proyecto legislativo fue respaldado por el Senado, tras ser aprobado anteriormente por los diputados; fue impulsado por el gobierno del presidente Fernández, y demandado históricamente por grupos feministas.

Argentina es hoy una nación más feminista”, señaló Sánchez en un mensaje en Twitter, y subrayó que se trata de “una demanda social que, tras varios años de lucha, es ley”.

“Avanzar en derechos para las mujeres hasta alcanzar la plena igualdad es imprescindible en todo el mundo”, añadió.

La norma fue aprobada con el voto positivo de 38 senadores, con 29 en contra y una abstención, tras una sesión de 12 horas de debate parlamentario, durante el cual miles de personas, a favor o en contra de la ley, se concentraron a las afueras del Congreso argentino a la espera del resultado.

En España, la ley vigente permite el aborto libre como un derecho hasta la semana 14 de embarazo, y hasta la 22 en caso de riesgo de la vida o salud de la mujer o graves anomalías del feto, siempre que, en este último caso, haya un dictamen emitido por dos médicos especialistas distintos a los que practican la intervención.