Tras el escándalo por las tensiones internas, representadas por el subsecretario de Energía Federico Basualdo, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, el Gobierno se enfocará en intentar reprogramar los vencimientos de las deudas con los organismos multilaterales, y por eso Guzmán se sumará a la gira de Alberto Fernández por Europa.

//Mirá también: Martín Guzmán le pidió la renuncia a Federico Basualdo y Cristina Kirchner lo impidió

El primer objetivo en esta tarea es el Club de París, con el que Argentina debe afrontar un vencimiento de US$2400 millones a fin de mes. Hace unos diez días el ministro Guzmán viajó por este motivo, y la entidad ya aclaró que cualquier reprogramación requiere de un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El gesto de Alberto de llevar a Guzmán con él a Europa es visto también como un respaldo al ministro en plena interna por el aumento de las tarifas de energía eléctrica y el desplazamiento de Basualdo, que responde políticamente a Cristina y Máximo Kirchner.

Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán. (La Voz)

El viaje a Europa comenzará según lo previsto el 10 de mayo y se extenderá durante al menos cinco días. Allí Fernández buscará fortalecer los contactos de los países que tienen el poder de decisión en el Club de París.

Entre ellos están los mandatarios de Portugal, España, Italia y Francia, para sumar a los contactos hechos anteriormente por el propio Guzmán, cuando visitó Alemania, Italia, España, Francia y Rusia.

//Mirá también: Martín Guzmán en Europa: se reunirá en Madrid con funcionarios españoles

En caso de que no prospere la reprogramación de la deuda con el Club de París, el Gobierno debería recurrir a las reservas del Banco Central (BCRA) para afrontar el vencimiento y evitar un default con esa entidad.

Pero aunque no se llegue a un acuerdo, hay tiempo hasta fines de julio para afrontar la obligación o seguir en negociaciones que permitan una reprogramación.

La otra renegociación

Paralelamente, Argentina continúa negociando con el FMI de cara a un nuevo programa para reestructurar el acuerdo por la deuda de US$45.000 millones.

Con el organismo también se está a la espera de que se apruebe la emisión de más fondos a los países miembros, por los que Argentina puede recibir unos US$4400 millones extra que podrán ser utilizados para el pago de deudas y compra de vacunas contra el coronavirus.