Alberto Fernández pasó a integrar la lista de los 18 mandatarios o primeros ministros que se infectaron con coronavirus. Sin embargo, el presidente argentino es el único de ellos que se contagió a pesar de haber recibido las dos dosis de la vacuna rusa Sputnik.

El primer caso que cobró relevancia fue el de Boris Jonhson, que se confirmó el 27 de marzo de 2020. El mandatario británico era, hasta entonces, uno de los políticos que más se resistió a aplicar medidas restrictivas para frenar el avance de la pandemia. Luego de haber pasado por terapia intensiva, encaró nuevas políticas de confinamiento.

Luego, el 30 de abril, siguió el primer ministro ruso Mikhail Mishustin y el 1° de junio Juan Orlando Hernández, de Honduras.

Boris Jonhson y su ministro de Salud fueron los primeros en contraer el virus.

El 7 de julio se dio a conocer el caso de Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil, otro de los dirigentes que había optado por laxas medidas de prevención sanitaria en su país. Si bien su caso fue leve y no requirió asistencia médica avanzada, mantuvo el virus durante varias semanas.

A los dos días se conoció otro caso latinoamericano: Jeanine Áñez, la ex primera mandataria de Bolivia. Le siguió Alexander Lukashenko, de Bielorrusia, que atravesó por la misma situación a partir del 28 de julio, y, posteriormente, Alejandro Giammattei, de Guatemala.

Donald Trump se contagió mientras preparaba su reelección.

El segundo día de octubre, se confirmó el caso de Donald Trump. El presidente estadounidense, al igual que Bolsonaro, se había posicionado en una actitud negativa respecto al uso de tapabocas y negó cerrar la economía. En ese entonces preparaba su campaña de relección.

A finales de ese mes, el 25 de octubre, se infectó Boyko Borissov, primer ministro de Bulgaria; el 24, Andrzej Duda, presidente de Polonia; el 3 de noviembre Abdelmadjid Tebboune, de Argelia; el 16 de noviembre Ambrose Dlamini, presidente de Eswatini (ex Suazilandia); y el 17 de noviembre el francés Emmanuel Macron, quien superó la enfermedad sin demasiadas complicaciones.

Luego siguieron los casos de Andrés Manuel López Obrador y; antes que él, el 13 de enero, le ocurrió lo mismo a Armen Sakissian, el segundo primer mandatario de Armenia. Por último, el 11 de enero se confirmó la infección de Marcelo Rebelo de Sousa, de Portugal.