El presidente Alberto Fernández anunció este viernes desde Casa Rosada que el distanciamiento sanitario para hacer frente a la pandemia “continúa hasta el 20 de diciembre” y convocó “a todos” a sumarse “como voluntarios” para ayudar en la campaña de vacunación y poder inmunizar a entre 4 y 5 millones de argentinos por mes.

En compañía del ministro de Salud, Ginés González García, y la directora Ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, el mandatario aclaró que continuará el distanciamiento sanitario en todo el país, a excepción de Bariloche, en Río Negro, y Puerto Deseado en Santa Cruz, mientras se sigue con atención lo que ocurre con Corrientes y Chaco. Allí “se ve crecimiento de casos producto de la mayor cantidad de testeos”, explicó Fernández.

Además, aseguró que “trece millones de personas deberían estar vacunándose entre enero y marzo” contra el coronavirus, antes de que llegue el otoño. El jefe de Estado dijo que con ese fin se “está avanzando con todos los proveedores de vacunas” y armando un plan de vacunación con el Comando Estratégico, en conjunto con todos los gobernadores.

El Presidente aseguró que en últimas semanas tras la última prórroga se vio “una clara mejoría” de la situación epidemiológica tanto en el AMBA como en las provincias, y que “los contagios cayeron 30 por ciento”, así como también los fallecimientos, al anunciar la continuidad de medidas ante la pandemia de coronavirus a días de que finalice la última prórroga.

También advirtió que una segunda ola podría producirse “en otoño”, tal como ocurrió en Europa, y por eso pidió máximos cuidados en el verano, sobre todo en los jóvenes, que “actúan como vectores” de contagio en los adultos mayores, que son los que más riesgo corren ante los contagios de coronavirus.

Creo que tenemos que seguir adelante con el esfuerzo que estamos haciendo, sabiendo que el problema no está superado”, subrayó.

Con información de Télam.