Alberto Fernández realizó este martes un encendido discurso contra la oposición por las críticas que permanentemente recibe su gestión y que se incrementaron con el inicio de la campaña electoral.

//Mirá también: Alberto Fernández quiere que internet sea un servicio público: “Que se enojen los que se tengan que enojar”

Durante un acto, el presidente llamó a la dirigencia a la “reflexión” para plantear debates teniendo en cuenta “los padecimientos que viene sufriendo la Argentina”, por la pandemia y por las políticas económicas que implementó el macrismo.

“Hemos hecho mucho, nos queda mucho por hacer. Que no nos confundan. Nosotros no hablamos de la gente, nosotros somos la gente, nosotros somos parte del pueblo. No tiene que venir ningún especialista en coaching a decirme donde estoy parado. Si hay algo que sabemos es qué intereses representamos, no son de los banqueros ni de los acreedores, y eso no me lo tiene que explicar ningún especialista en coaching”, dijo Fernández en Quilmes al inaugurar un centenar de obras públicas que se llevaron a cabo en el país con una inversión total de 22.008 millones de pesos.

Durante el acto, el jefe de Estado estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y se comunicó con dirigentes de las provincias de Santiago del Estero, Córdoba, Río Negro y Buenos Aires.

Fernández contó que el fin de semana hizo “un poco de zapping” en televisión y escuchó a las múltiples voces que se escuchan en esta Argentina preelectoral. “Y escuchaba a alguien que repetía ‘hay que hablar con la gente, hay que estar cerca de la gente, no hay que olvidarse de la gente, hay que acompañar a la gente, hay que estar atentos a la gente. Se ve que algún coaching le dijo: hablá de la gente. Pero cuando tenés que repetir tantas veces, es porque no escuchás a la gente ni estás al lado”, comentó.

También dijo que otros hablaban de la ‘casta política’. “¿Casta política? Nosotros somos todos militantes, estuvimos siempre al lado de ustedes, nacimos rodeados de trabajadores, conocemos lo que les pasa a nuestra gente, a las mujeres y los hombres del pueblo. Nosotros no tenemos muy incorporado en nuestro léxico político la palabra gente, lo que tenemos incorporado en el alma es el compromiso con cada argentino que está necesitado. Entonces no hablamos de la gente, hacemos por la gente”, dijo.

Fernández agregó que en su zapping también escuchó a alguien que le pidió al Gobierno que sea autocrítico. “Y entonces me puse a revisar, porque capaz que en estos dos años no hicimos lo que debíamos que hacer y nos equivocamos. Y bueno, no sé, es posible. Les dijimos a los jubilados que iban a tener medicamentos gratis y los tienen. Dijimos que las tarifas ya no iban a aumentar más de mil, dos mil o tres mil por ciento y eso ya no pasa. Me criticarán porque arreglé la deuda externa que ellos dejaron”, expresó.

//Mirá también: “Argentina Programa”: en qué consiste el plan de capacitación para jóvenes que relanzó Alberto Fernández

“¿En qué nos equivocamos Kato?”, le preguntó al ministro de Obras Públicas. Y continuó: “Nos equivocamos en crear los ministerios de Salud y de Ciencia y Tecnología, en poner de pie los hospitales que ellos ponían de pie y que abandonaban y que se jactaban de nunca querer terminarlos, o de poner esa treintena de hospitales móviles en donde lo necesitaban en la Argentina. ¿Dónde nos equivocamos Kato? Me quedé pensando. O nos equivocamos en montar 4.000 camas de terapia intensiva para poder hacer frente a una pandemia que asolaba a todo el mundo”.

También destacó que en su gobierno hay más de 1.300.000 personas que ya no pagan el Impuesto a la Ganancias; la sanción de las leyes de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y la de los Mil Días; la “negociación firme” con los laboratorios que producen las vacunas del Covid-19 para que “no se abusen de la Argentina”; y que ahora la Argentina es uno de los veinte países del mundo que más ha vacunado a su gente.

“Miren, la verdad es que nos debemos haber equivocado y debemos haber cometido errores, pero honestamente. Porque el que trabaja se equivoca, decía un quilmeño que se llama Aníbal Fernández. Es muy posible que cometimos errores, pero no fueron pillerías ni inconductas. Nuestros errores, cuando nos equivocamos, siempre son en favor de la gente. ¿Qué es lo que no nos perdonan? Que seguimos negociando con el FMI y exigimos mejores condiciones para nuestro pueblo no siga postergado?”, dijo Fernández.

También destacó que él había dicho que entre la salud y la educación pública y los bancos él se quedaba con los primeros. “Y los bancos hoy reciben 80 puntos menos de intereses de los que recibían cuando yo llegué. Yo tengo la tranquilidad con todos ustedes de que no les mentí. Yo trabajé para ustedes, para cada argentino y cada argentina”, dijo el presidente.

“A veces me pregunto por qué proponen los debates de este modo. Y por qué no podemos proponer una campaña política que tenga la honestidad de decir que vivimos los dos peores años de la humanidad y acá estamos, todavía cantamos, estamos de pie. Tengo la tranquilidad de que nadie que se haya enfermado no pudo contar con la atención médica que requería”, dijo el jefe de Estado.

Fernández llamó a una “reflexión” a la oposición porque “demasiado padeció la Argentina” en los cuatro años previos a la pandemia y en los últimos dos años, con el impacto del Covid-19. “El deber que tenemos los que hacemos política es parar con el padecimiento de nuestra gente. Lo que queremos es la alegría de los nuestros”, dijo Fernández.