Luego de los anuncios realizados por el presidente Alberto Fernández sobre la llegada de 7 millones de vacunas contra el coronavirus y prometiendo: “agosto, el mes de las segundas dosis”, en estos diez días disminuyó el ritmo de la vacunación en Argentina y hay preocupación por parte de las personas que recibieron sueros de AstraZeneca.

// Mirá también: Cafiero y Vizzotti ratificaron que “se inicia una nueva etapa en la gestión de la pandemia”

Durante este mes, el Gobierno se propuso que la cobertura con dos dosis alcance al 60% de los adultos mayores de 50 años. Hasta la actualidad el 43,2% de ese grupo tiene los esquemas completos y para lograr esta meta, habilitó la combinación de Sputnik V con los sueros de Moderna y AstraZeneca.

El gobierno nacional anunció ayer un nuevo plan de gestión de la pandemia de Covid-19Presidencia de la Nación

Las cifras del Monitor Público de Vacunación detallan que durante los primeros días de este mes se incrementó el ritmo de aplicación de las segundas dosis, pero se redujo la inoculación con dosis 1. Entre el 26 de julio y el 1 de agosto, se colocaron en la Argentina unas 2.404.008 dosis, mientras que entre el 2 y el 8 de este mes esa cifra disminuyó a 2.160.303, es decir, un 10,13% menos (258.601 sueros).

Desde el Ministerio de Salud de la Nación explican que esta baja se debe a que se prioriza la colocación de segundas dosis, lo que lleva a entregar menos turnos para aplicar la primera. Según los datos públicos, las vacunas distribuidas asciende a 40.647.064 mientras que las aplicadas son 34.993.614.

De este total, 26.201.942 corresponden a dosis 1, mientras que 8.791.672 personas ya completaron sus esquemas de vacunación. El rango etario de personas de 60 años o más ya recibió 9.848.224 sueros. Si se tiene en cuenta que el Gobierno estimó esta población en 7.279.394 personas, aún restan colocar unos 4.710.564 sueros en este grupo para completar el esquema de vacunación.

La aceleración de completar la vacunación con las dosis dosis se debe a la aplicación de los 1.514.940 sueros de Moderna que el Gobierno comenzó a distribuir la semana pasada. Estas vacunas son las que donó el gobierno de los Estados Unidos y que, además, se utilizan para inocular a unos 900 mil menores de edad con comorbilidades.

//Mirá también: Vacunación contra el coronavirus: los países más poderosos desoyen a la OMS y darán dosis de refuerzo

Vacunación a menores de 18 añosMisiones Online

De acuerdo a cifras que pudo acceder TN, unas 2.300.000 de personas mayores de 60 años esperan el segundo componente del suero ruso en todo el país, de las que buena parte se encuentran ubicadas en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, que reúnen a 1,7 millones de ciudadanos que se encuentran en esta situación.

Alrededor de 1.500.000 bonaerenses ya pasaron los 90 días desde la primera aplicación, mientras que en Ciudad de Buenos Aires son 213 mil las personas que deben completar sus esquemas tras haber recibido una dosis de Sputnik V.

La necesidad de colocar segundas dosis se incrementa ante el riesgo de que la variante Delta de coronavirus circule de forma comunitaria en el país. Según confirmó la directora de Epidemiología e Información Estratégica Analía Rearte, existen 127 casos confirmados de este linaje en el país relacionados con viajeros.

Los incumplimientos de AstraZeneca

En caso de que Argentina contara con stock de dosis de AstraZeneca, los esquemas de vacunación de los adultos mayores de 60 años podrían completarse rápidamente. No obstante, los incumplimientos de ese laboratorio obligan a las jurisdicciones a repensar la utilización de cada vacuna que llega al país.

El lunes arribaron poco más de 200 mil dosis de esta vacuna desarrollada por Oxford y las autoridades vuelven a estar preocupadas por los retrasos en las entregas. Del contrato original por 22,4 millones de dosis, aún restan arribar unas 12 millones. Al menos 6 millones de personas menores de 60 años recibieron la primera dosis de AstraZeneca y en algún momento deberían completar su esquema.