Gerry Rice, portavoz principal del organismo, emitió un comunicado respaldando los cambios en política monetaria de Argentina.


El portavoz principal del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice, aseguró hoy que los cambios a la política monetaria de la Argentina cuentan con el respaldo del organismo multilateral de crédito.

“El Banco Central de Argentina introdujo hoy importantes medidas para abordar la reciente volatilidad del mercado financiero y del tipo de cambio. Apoyamos estas medidas que están bien calibradas para los desafíos que enfrenta el país”, dijo Rice en un comunicado difundido por la red social Twitter.

No es la primera modificación que el Banco Central realiza a la política monetaria puesta en marcha siete meses atrás. Y en todos los cambios contó con el aval del organismo que conduce Christine Lagarde, acreedor de la Argentina en 56.300 millones de dólares por un préstamos stand by.

El FMI salió a apoyar la decisión de vender dólares

En semanas previas el FMI ya había aceptado que el Banco Central congele la banda cambiaria con un techo de 51,448 pesos y un piso 39,755 al menos hasta fin de año para intentar reducir la volatilidad, aunque esto por sí sólo no funcionó.

Antes también el Fondo había apoyado la decisión de establecer una tasa de interés mínima en pesos del 62,5% anual, aunque esto tampoco tuvo efecto dado que los inversores -principalmente extranjeros- siguieron desarmando posiciones en pesos.

Del mismo modo, el organismo internacional apoyó la decisión del Banco Central de anunciar que no compraría divisas aunque el tipo de cambio perforara el piso de 39,755 pesos.

Ahora, el Fondo Monetario Internacional respaldó la decisión de salir a vender divisas y eliminar la denominada “zona de no intervención” cambiaria.






Comentarios