El presidente de Francia se mostró conmocionado y "triste" por la catástrofe.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se mostró dolido este lunes por el feroz incendio que arrasó con la catedral de Notre Dame.

Notre Dame. (AFP)

“Notre Dame de París presa de las llamas. Dolor de toda una nación. Pensamiento para todos los católicos y para todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche al ver que esta parte de nosotros arde“, escribió Macron en su cuenta de Twitter.

La catedral de Notre Dame, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, comenzó a incendiarse por la tarde en su parte superior. Las llamas se propagaron rápidamente haciendo que se derrumbara la aguja central del edificio.

La dimensión del fuego fue tal que el portavoz de la catedral, André Finot, aseguró que “no quedará nada de la estructura” del edificio.

“No quedará nada de la estructura”, aseguró el portavoz de la catedral de Notre Dame. (REUTERS)






Comentarios