En Rusia, la judoca argentina le ganó en la final de los 48 kilos a la española Julia Figueroa.


La judoca argentina Paula Pareto se subió a lo más alto del podrio del Grand Slam de Ekaterimburgo, tras vencer en los 48 kilos a la española Julia Figueroa. Con la mira puesta en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la “Peque” se colgó otra dorada.

Figueroa, 17ª en el ranking, fue su rival en la final disputada en la cuarta ciudad más poblada de Rusia, ubicada a 1.800 kilómetros de Moscú. El combate fue muy duro, e incluso Pareto debió ser atendida tras un golpe casual que le provocó un sangrado.

La argentina dominó los cuatro minutos reglamentarios y logró dos penalizaciones para la española. Pero en el golden score Figueroa mejoró y Pareto sufrió dos castigos por falsos ataques. Finalmente, la “Peque” pudo celebrar.

Para llegar a la final, la argentina había ganado tres combates: en su debut en el Grupo A, derrotó a la española Laura Martínez Abelenda, luego a la rusa Sabina Giliazova, y en la semifinal ante la eslovena Marusa Stangar, Pareto fue contundente y consiguió un ippon a los 47 segundos de combate.

Pareto escolta en el ranking mundial a la mongola Urantstseg Munkhbat, a la japonesa Funa Tonaki, a la ucraniana Daria Bilodid y a la japonesa Ami Kondo. Y está sexta en el ranking olímpico, camino a Tokio 2020.




Comentarios