Ante la suspensión definitiva de la búsqueda de la avioneta en la que Emiliano Sala viajaba rumbo a Cardiff, Gales, anunciada este jueves por la policía de Guernsey, en las últimas horas un investigador inglés sugirió que la aeronave podría estar hundida "a 180 metros de profundidad" en el Canal de la Mancha.

(Photo by LOIC VENANCE / AFP)

Se trata de Julian Bray, un experto en aviación británico que teme que el avión esté en una de las zonas más peligrosas del Canal de la Mancha, conocida como Hurd's Deep. Más allá de que en esa zona se hundió el submarino inglés HMS Affray en 1951, también hay restos de aviones, armas químicas, desechos tóxicos y municiones de las dos Guerras Mundiales.

Hurd Deep, la presunta zona donde estaría hundida la aeronave que trasladaba a Emiliano Sala rumbo a Cardiff, Gales. (The Sun)

En cuanto a las posibles causas del accidente que podría haber sufrido la aeronave que trasladaba a Sala, Bray apunta directamente al tubo de pitot, un dispositivo que se usa para medir la velocidad del viento. "Puede ser que haya tenido una lectura falsa de la altura. Me pregunto si se encontraba en un nivel mucho más bajo de lo que pensaba. El sensor pudo haberse congelado y le dio otra medición diferente", explicó Bray, en diálogo con Daily Mail, al respecto de sus conjeturas.

Además, el especialista en la materia cree que David Ibbotson, piloto que conducía la avioneta, solicitó descender de 5 mil a 2500 metros para descongelar distintos instrumentos que podrían haberse congelado.

David Ibbotson, el piloto de la avioneta desaparecida en la que viajaba Emiliano Sala.

En el mismo sentido a las hipótesis de Bray, el diario The Sun considera que la avioneta "nunca" podría ser encontrada por estar en la temida zona de Hurd Deep.

Cabe recordar que, en las últimas horas, la prensa inglesa precisó que Ibbotson no contaba con licencia comercial y que además trabajaba como plomero y DJ de discotecas.